Buscar este bloghhttps://www.canticoprimaveral.blogspot.com

miércoles, 31 de diciembre de 2008

HABITAT Y AVE

Patria: montañas cordillerales,
desde el sur, ápice en el norte:
valles, riberas, mesetas, picos.
Serpenteantes praderas, ricas
cual variedad de peces en los ríos.
En sus cumbres anidan las aves
carroñeras y hábiles por costumbre;
limpias de por sí y al dédalo[1],
laberinto nacional, purifican
como capullo brota el pétalo.

Trinadas ruidosas, pero trinadas...
hacen eco, cual himno de la patria.
El escudo en el fondo le retrata

orgullo en la nación por su mirada.
Hábitat y ave, son esperanza
de un frondoso país que les acata.

Medellín, 10 de mayo de 2007



[1] m. laberinto (? cosa confusa y enredada).

BRINDAR NAVIDEÑO


Al sonar el tilín, el tilán,
tañen las campanas...
Din, don; din, dan...
Alegrando las mañanas

decembrinas de navidad.
¡Jolgorios jalaneros![1]
Celebra la ciudad:
pesebres, natillas y buñuelos
reune las parentelas
en el seno del hogar.
¡Hay baile! con orquesta

al zumbar[2] de las panderetas
y el ejenjo es para las familias
el anhelo de brindar.

Medellín, 14 de diciembre de 1992



[1] Jolgorio: m. coloq. Regocijo, fiesta, diversión bulliciosa. Halanero: interj. U. para infundir aliento o meter prisa.
[2] intr. Producir ruido o sonido continuado y bronco, como el que se produce a veces dentro de los mismos oídos.

PLENITUD DIVINA

Hombre de excelsa virtud infinita.
Tentado y no mancillado por pecado alguno.
En éxtasis, orando pide al padre en agonía
llevarle de la mano y orientarle en este mundo.

Sumiso: inclina levemente su cabeza
rindiéndole homenaje de oración al padre bueno.
Nadie ha sido así de humilde en esta tierra,
pues somos pecadores y olvidamos al prójimo.

El, es Justo, y todo lo orienta hacia lo ideal
y aceptó el llamado del Puro, del Lozano,
del No Turbado, del Fino, el Impecable, el Guía.

con fuerza venció de la vida el obstáculo material
y se entregó en la cruz para redimir al humano,
consagrándose ante el Padre en Plenitud Divina.

8 de octubre de 1990

viernes, 12 de diciembre de 2008

¡AÑORAR!

Cuánto quisiera volver a añorar:
Cuando en aquellos años mozos disfrutábamos de bailar.
Cuando catar un almuerzo callejero era disfrutar.
Cuando viajar por el mundo era descansar.
Cuando nos amábamos sin rodeos y vivíamos para ambos.
Cuando tu voz y la mía eran melodías que regodeaban el sentimiento.
Cuando el vaho no mortificaba porque nos amábamos.
Cuando añorábamos que volviera la noche para volvernos a encontrar.
Cuando un rasguño al menos, era una herida profunda del contrario.
Cuando nos perdonábamos todas nuestras faltas.
Cuando libar el trago era un entretenimiento.
Cuando todo era tranquilo pues no había problemas de fondo.

Han pasado los años y aunque estamos bajo el mismo techo:
No nos amamos.
No nos divertimos bailando.
No degustamos el almuerzo callejero.
No viajamos por el mundo.
No descansamos.
No nos amamos sin rodeos, no nos vivimos para ambos.
No escuchamos en la voz melodías joviales de sentimientos.
No soportamos el efluvio del respirado.
No añoramos el encuentro nocturnal.
No nos perdonamos las faltas así por mínimas que sean.
No atendemos la enfermedad del otro, nos interesamos poco.

Aun con todo y eso, espero recuperar:
La amistad que se vuelve íntima.
La amistad que añora una pareja.
La amistad que alboroza al corazón.
La amistad que perdona las cuitas.
La amistad que permite amarnos sin medida.
La amistad que evoca el reencuentro crepuscular.
La amistad que perdona las heridas.
La amistad que no sabe sino amar.
La amistad que recupera el ayer.
La amistad que se engasta en el hoy.
La amistad que no hace sino enamorar.

Porque perderte es palabra que borré para siempre:
Porque perderte es desandar lo vivido como si nada hubiera pasado.
Porque perderte es renunciar al destino.
Porque perderte es contradecir la creación.
Porque perderte es malograr el futuro.
Porque perderte es matar el ímpetu del amor.
Porque perderte es entrar al laberinto de la soledad.
Porque perderte es renunciar a la amistad.
Porque perderte es no luchar por sanar las heridas.
Porque perderte es darse por vencido.
Porque perderte es olvidar.
Porque perderte es dejarte de añorar.

Medellín, 6 de diciembre de 2008

sábado, 29 de noviembre de 2008

MOTIVACION

Cuando mi espíritu
se ausenta de dulzura,

se empalaga
en el panal de las abejas;
y cuando está desaborido,

se adoba con la sal
de la ecuórea del mar.

Medellín, 11 de marzo de 2008

sábado, 22 de noviembre de 2008

DELICIA

¡AH!... cuando me insinuaste verte
Mi ser sintió una acción de regodearse,
Y se impulsó con fuerza vehemente,
Entrando en éxtasis fruitivo.

Vaya… ¡es abominable!...
No poder deleitarte eternamente.
¿Por qué, por qué, sí es del ser enamorarse,

Nunca se pudo coronar amor votivo;
Acaso, el recato, impidió amistad perdurable?

¡Delicia! Y eso sin catarte.

Medellín, 29 de diciembre de 2006

sábado, 15 de noviembre de 2008

PARAISO

El designio de Dios fue el hombre,
creado a su imagen y semejanza;
para el cual, le emperifollo su casa,
haciéndole dueño al oposentarle.

Agua, luz, aire, fuego y floresta
fueron su hábitat en los inicios.
Como el agua de mayo, indicios
de muy bien. Epoca de muchas luces:

Prueba de cultura, ilustración celestial.
Aire: señal de gracia, primor, gentileza;
y reunión de flores y follajes la floresta

ya que el fuego es vehemencia terrenal.
Aquel lugar encantador Dios lo hizo...
Para Adán y Eva y la progenie: su paraíso.

14 de octubre de 1991

miércoles, 12 de noviembre de 2008

EL DESAHOGO HUMANO

El hombre vive entre dos estados:
el flébil y el antológico,
flameando su energía
en un constante bajar y subir,
dependiendo de su estado de ánimo.

Cuando los logros alcanzados
son flébiles, éstos son de nostalgia;
y sí de antología, son de alegría.
Ambos, son de urdir
el desahogo humano.

Es digna de llorarse la melancolía;
y por supuesto; también de llorarse la alegría.

Medellín, 21 de noviembre de 2005

sábado, 8 de noviembre de 2008

ELECCION

Hemos recorrido el camino
con muchos altibajos.
A veces vislumbramos la máxima cima
y nos enfocamos hacia allá
atravesando el trayecto de pe a pa;
al llegar: ¡Silencio!
Tan sólo fue el recorrido de una modesta etapa,
porque divisamos otra más alta cumbre.

El espíritu hace lo propio en su dominio
bienes y males en legajos.
El alma se ufana de gozo o se desanima
en el rumbo en el cual se entalla
o en el rumbo en el cual no se arropa;
dice: ¡Diferencio!
Sólo la acción compasiva es la que se atrapa
alcanzando la retribución por mansedumbre.

Medellín, 6 de noviembre de 2008

sábado, 1 de noviembre de 2008

EL ESFUERZO

Tarareando un cántico de amor
Expandí el ser por el planeta,
Y me creí, que todo era a pedir
De boca: fácil, facilísimo;
Pero no era así… requería pasión.

Entonces, emprendí sin temor
La primera tarea completa,
Llenándome de alegría. Sin sucumbir
Saqué energías del ostracismo
Y me lancé a la pertinaz acción.

Se fueron presentando yerros:
Grandes, moderados y pequeños.
A los dos últimos les hacía trizas;
Al primero, rodeaba de entusiasmo
Para aproximarle al anhelado fin.

A veces se dificultaban los procesos,
Requiriendo fortalezas y empeños,
Para volverles débiles briznas.
¡Vaya soluciones, eran de pasmo!,
¡Qué alegría! Ver así… el confín.

Medellín, 21 de diciembre de 2006

sábado, 25 de octubre de 2008

AMBERES

Báñase sus tierras del Escalda y el Mosa,
el macizo de Ardenas se cubre de roble y hayedo.
La escuela Flamenca, prolija y su cosa,
humanística del espacio, las figuras y la luz...
Con un Rubens en la pintura, como de Gracia el aedo,
clasicismo monumental de riqueza cromática al trasluz.

Y qué decir de Van Dyck...
Pintura histórica barroca sobria, suave y famosa.
Sin regateos se pagan de oro maravedí.
Y recuerdo a Bruegel el viejo:
¡Qué costumbrismo con hondo patético de quedo!
y ludico de J. Bosch el Bosco:

Inquietud religiosa de la época, como espejo.
Son artistas evolucionados con denuedo.
También en la ladera, la mina y el peñasco
otros cultivan flores, hortalizas y diamantes.
Es que la tierra está tupida de varbasco;
por eso quienes horadan, sus tareas son dignificantes.

Tal como deslumbra la joya su brillante cada vez,
rutila en Bélgica, Amberes, por el haz y por el envés.

Medellín, 12 al 17 de Diciembre de 2005

domingo, 19 de octubre de 2008

DE LA TRISTEZA A LA EUFORIA

De la tristeza, melancolía simiento del alma,
despréndese en abundancia un racimo de lágrima,
empujando a borbotones desesperados ¡la maldita
nostalgia! ¡AH!, enraizada en sutil pesimismo
catada, en fuerte y continuo dolor de sí mismo.

Embrujado espanto que aparece en el sino
recorre como alocado huracán, el destino
de la amargura, que se enseñorea e invita
flebilizarse en profundo llanto y descalabro,
Cual quemón sucedido por la esperma del candelabro.

Pasión, libertina pasión, da inicio a la queja
que al ser derrota y enluta y al alma deja,
En un lamento y en desvalido sola, sola; sola
Como cadaver en Campo Santo mutado en mola.

Quimérico de revertir sino en pesadumbre,
Remordimiento, aflicción y pena como costumbre;
a gimoteo perpetuo de desastrosa soledad
vivida en lo hondo y espeso de la ansiedad.

Imposible anarbolarse de este pesimismo,
que se catapulta violentamente en el abismo
sin darse espera, escaso instante, a reflexionar.

¡OH dolor! ¡Inmenso dolor! ¿por qué se ha de condenar,
sí se puede reversar todo el paso del pesimismo,
para extraerse violentamente del anacronismo?

Cuartea la actitud; empieza a sentirse un silbo
suave, cual céfiro que en ondonada buclea al ser
con estímulo de nuevo entorno emancipador.

Ambiente sentimental almibarado forma hito;
mientras paisaje bucólico llena el atardecer
y olores de flores expelen, aroma provocador.

¡Que respiro tan amable apodera la estancia!
Amaneceres embrujados con tintes de arreboles,
despunte por el orto del ígneo sol en la mañana,
canícula solana bañando los atardeceres,

deleite de amores esparcidos con exhuberancia,
apego sin límite en los aledaños cantones,
embrujos por doquier cultivando amistad humana
en éxtasis románticos de tiernos anocheceres.

¡Verdad que se llena el alma de tanta enteresa!
El tic tac del corazón se alienta con un nuevo aire,
se descubre en la animosidad la tolerancia,
se vivifican los vínculos con marcada paciencia
y los seres se esmeran y se guardan al socaire.

Es de todos la sonrisa y el gozo y la dicha;
el gusto, el júbilo, el deleite y la victoria;
se embelesan amistades con sutiles caricias;
y el ajustado piropo melifluo encapricha,
flameando airosa en la grímpola, a la euforia.

Medellín, 5 al 18 de octubre de 2008

lunes, 13 de octubre de 2008

UNA CIUDAD EN POS

Esta ciudad...
Llena de incertidumbre,
corroe la virtud de la caridad:
No hay Dios, no hay hombre.

El odio se incuba
y raudo decae el amor.
Entrar al ser en vereda es angustia,
cuando la galimatías es dolor.

Empleo... ¡No hay!
Sucumben familias a la hambruna.
Suspiro, quejido, ¡ayayay!
Es el cántico de la comuna

ante el juez de Pedanía,
reclamando equidad y pedagogía.
Desarrollo... ¿Se dice de verdad
o es promesa a perpetuidad?

Pregunta para el gobernante.
Las calles se colman de pandillas
y aunque el dirigente es estable,
siguen llegando milicias y guerrillas.

Las personas de bien y de mal
continúan conviviendo, codo a codo,
en su lucha cada día, tal cual,
para sobrevivir: ¡Eso es todo!

Diagnósticos, estudios, proyectos,...
Para la seguridad no hay escucha,
y menos, para los servicios públicos.
Estos en clases bajas, están en permanente veda.

En la dificil lucha de clases
se conjugan: Indigencia y fortuna;
abundancia y escasez.
Dádiva en el pobre y en el rico avaricia.

La ciudad que va siendo enraizada
en la maldad y el desasosiego,
exige de los hombres la mutua ayuda
como solidaridad en el crucial momento.

Es el reencuentro de todos los hermanos.
Los que tienen más, haciendo cribas a sus graneros,
y los que menos, en trabajos comunitarios
poniendose a prueba con los primeros

y con el poder creador de Dios
construir una sola ciudad en pos.

5 de Mayo de 1991

viernes, 3 de octubre de 2008

CUAL LLUVIA DE RISAS

Han caido los pétalos de rosas
formando en tierra, bello dístico[1];
bañando el vacío de aromas,
al lento rozar del suave céfiro[2].

Esencias que engendran alegría,
arroban el espíritu al amor;
seducen el principio de la vida
y al hombre innóvale resplandor.

Fragancia de olor muy agradable,
al llevarle despierta lozanía,
quien la usa le hace cautivante

al crear marchitez o valentía.
Quebranto es: cual lluvia de lágrimas,
o éxtasis es: cual lluvia de risas.

13 y 14 de diciembre de 1991




[1] adj. Bot. Dicho de las hojas, las flores, las espigas y demás partes de una planta: Que están situadas en un mismo plano y miran alternativamente a uno y otro lado de un eje.
[2] m. poét. Viento suave y apacible

sábado, 27 de septiembre de 2008

LOABLEMENTE ENCANTADORA


Sentado una noche de invierno frente a la hoguera,
favoreciéndome del frío de esa inviernosa época,
percibí un resplandor de sutil movimiento luminoso.
Mi cuerpo tembló, la piel herizó y al instante observé
atentamente, como esa apenas advertida huella
introducíase por estrecha claraboya a semejanza de la luz.

Mis piernas y mis dientes temblaron. Eterna fue la espera,
porque mi cuerpo al embeberse de una corriente loca,
sintió miedo, no sabía comportarse, todo era espantoso;
sin embargo, ingresé a la obscuridad y jamás imaginé
lo que encontré. Años ha... En aquella morada vivía ella:
Joven bella, de sinigual hermosura. ¡Oh silueta al trasluz!

Era como niña de casta: ¡toda belleza y ternura!
Flor de jazmin: delgada, flexible y longitud alta.
Crecíamos ambos la edad de mozos juveniles;
nos habíamos acostumbrado a nosotros mismos;
éramos como uno sólo, tal para cual, sin serlo así,
pero nos acatábamos, respetábamos y gozábamos.

De pronto no volví a toparme esa garba figura
y empecé a sentir que aquella amistad hacía falta.
Pasó el tiempo y mis pensamientos disímiles
vagarosos rondaban a acompasados ritmos;
Suposiciones me hacía. Recordaba el carmesí
de sus labios. Mi cuerpo y mi alma estábamos

en un delirio compungido. ¿Dónde aquel dialipétalo
desprendido de tan bella flor en cuál jardín estaba?
enloquecí de tristeza. ¿Por qué sin decirme se había ido?
¿Quién me había robado aquella perla que yo ansiaba?
Se abría entonces sin horizontes aquella soñada lontananza,
empezando a borrarse el futuro y hacerlo muy confuso.

Raudos se agotaron los días, los meses y los años. Pétalo
de sutil esplendor, curvilínea como bucles de onda aguada;
Expelía amor, cuando el ánimo de mi ser estaba abatido.
La hechaba de menos en mi libre elucubracion soñada
y le reverenciaba como al ícono divino con la loanza.
Era tan especial que me embrujó y abrazó en amor profuso.

Al sobrevenirme otro hábitat, yo ya la había olvidado.
Es muy fácil recordar cuando se tiene al lado, y muy fácil
olvidar cuando se está muy lejos. Pués, a decir verdad,
los recuerdos llegan cuando ya no se está presente,
y las nostalgias juguetonas borbotean sin parar...
Vienen cuántas y se van otras... simplemente sin remedio.

¿Por qué la distancia al sensible amor no le ha coyundado,
mientras que la cercanía, a la tierna amistad le es grácil?
porque la lejanía a las personas les deja en libertad;
mientras que lo próximo a la amistad, la hace resistente.
Las añoranzas, aquellas cuitas recordadas, son de acaparar
para volverlas a traer a escena, cuando se abandona el comedio.

Aquel ingreso a su morada me aleló de perplejidad.
Su casa ataviada de alta alcurnia, sólo estaba empolvada;
Las arañas tejían con dedicación su tela cazadora
de insectos que se columpiaban quedando atrapados.
Sentada en una butaca mecedora, estaba Estela.
Parecía que en su asueto diario ludicaba trovadora;

Todavía desplegaba, como por arte de magia, su calidad;
Aunque todo estaba en orden, la sala se palpaba azolvada.
yo que enamorado estuve... y ella fue de mí... su tañedora
y aunque nuestros sentimientos, hoy, no están... Haberados,
Debo expresarle a Estela, un canto flébil de sin igual locuela:
Adios vieja amiga, amable, querida y loablemente encatadora.

Medellín, del 5 al 13 y 23 de septiembre de 2008

sábado, 20 de septiembre de 2008

NATURA Y PAISAJE

Al llegar al alto yermo, desabrigado y lluvioso
Regodeé el páramo de Anaime en río Coello.
Recreé mi ser y el sentimiento en este cielo
Ensimismando mi vida en tu recuerdo gracioso.

Y me bajé por éste, senda abajo, por su ribera
Saltando de piedra en piedra como juego de golosa.
Igual como lo hacen las gentes de agua caudalosa,
encontré el río Magdalena, de margen ribacera1 .

Fui a la capital y me entretuve en la sabana,
Pero igual, mi pensamiento no te dejó de recordar.
Y coloquié, opinando de desarrollo sostenible,

recuperación del río, la cuenca y la bocana2;
Era imposible, ¡fiel amigo! Tú imagen olvidar.
Todo se ignora. Menos tú y yo…, amistad placible3.

Y es que… al platicar de protección y sostenimiento,
No es tan sólo lo externo, es también la intimidad.
Es ser capaz de ordenar imágenes al pensamiento

Como bocanadas de vaho, oreando privacidad.
Aunque recorriendo sitios tórridos y fríos, apacento
Aún en lugares lejanos, pensando en ti, mi soledad.

Y ludiqué la belleza de natura y su paisaje.
Palpé su tierra, el aire y las hojas de los árboles.
Descubrí la víbora…, la fiera entre los matorrales
Y embriagué mi alma con aquel placentero potaje.

Fue éxtasis; y aún así, tu ser no caducó. Fija
Se cobija tu imagen en mi mente. Inamovible.
No se por qué me persigue y borrarte no es posible
A sabiendas que natura y paisaje… son mi botija4.

Medellín, 21 de febrero de 2007


1 f. rur. Ar. Margen en talud que hay en los canales.
2 f. Paso estrecho de mar que sirve de entrada a una bahía o fondeadero.
3 adj. Agradable, que da gusto y satisfacción.
4 f. coloq. Hond. Tesoro oculto o enterrado.

sábado, 13 de septiembre de 2008

SU PIEL CANELA

Estoy mudo...
No encuentro palabras interiores
para desatar ese nudo de silencio
que atropella mis acciones.

Siento hacia mi interior,
una tristeza y una alegría,
la primera incuba en mi el rubor
y la segunda una sana sonrisa.

Me regreso hacia mí
escrutando lo profundo del intelecto
y hallo una imagen carmesí

divagando en ese medio,
como una sin igual doncella
vestida de blanco su piel canela.

9 de enero de 1990

miércoles, 3 de septiembre de 2008

LA HACIENDA

Filtrase a través del entreabierto
Postigo de la ventana de mi pieza,
Un delicado rayo de luz cubierto
De fino polvillo de sutil turbieza.

Aquel vaporoso se hace muy frágil
Al ser abarcado por los rayos del sol,
Que irrumpe con acometida ágil,
Formando en la alcoba un protosol.

Y se abre de par en par la ventana
Dando paso a la luz del nuevo día.
En la fuente croando está la rana,

Y el caballo relincha de alegría,
Y el balido del cordero hace diana,
Enriqueciendo el mugido de la vaca.

Medellín, 25 de enero de 2007

domingo, 24 de agosto de 2008

CANTO


Este poema se compuso para mostrar el manejo de la
Asíndeton: de adición (referida a las palabras
y que se muestran en los primeros siete versos);
y de lógica: (a las frases, mostrándose en los siete versos finales)

Eco, resonancia, susurro, rumor:
Voz, tarareo, canturreo, entonación.
Imitación, remedo, reproducción:
armonía, sonoridad, trova, canción.

Copla, canto, melodía, tonadilla:
trinar, gorjeo, aire, tono, estribillo.
Tonada, son, romanza, giraldilla:
cantiga, sonoridad... sonetillo

vagaroso, vertiendo constante amor;
rincones amantes enamorados
voceando cuatro vientos primor primor.

Amistades pares amarteladas:
sensibles ternuras atiborradas,
flechado afectuoso amor prensor.

Medellín, 10 y 11 de mayo de 2007








sábado, 16 de agosto de 2008

CONFIANZA


Padre Dios:
Tú conoces mi interioridad,
pues eres la claridad infinita.
Me urdí en un embrollo
en donde estoy en un caos y sin salida.

Me entrego con fe en Tus manos,
para que me asistas a desenredarlo,
y aumentes mis fuerzas,
para poderme liberar.

Gracias Padre Dios por brindarme
ayuda y seguridad, y para auxiliarme
como puedes hacerlo, sólo Tú.

Medellín, 12 de Agosto de 2008

domingo, 10 de agosto de 2008

SENSACIONES

¡Que momentos palpitantes
Se vibran al sentir sensaciones!

Una impresión causa un recuerdo
O un desinterés, causa un desgano.

Una emoción agita el ánimo
O una crueldad, nos llena de encono.

Una evocación revive el momento
O un olvido, omite el recuerdo.

Una premonición alerta un presagio
O una equivocación, yerra el tiempo.

Una corazonada da impulso franco
O una calma, produce desánimo.

Una creencia toma todo por cierto
O una duda, causa desacierto.

Una huella produce un rastro
O la totalidad, genera el estro.

Un efecto concede un resultado
O la indiferencia, crea el abandono.

Sensaciones positivas, son gratificantes;
Mientras las negativas, degeneran pasiones.

¡Que momentos palpitantes
Se vibran al sentir sensaciones!

Medellín, 27 de diciembre de 2006

lunes, 4 de agosto de 2008

ESCILA

En la Odisea... Homero te llamó Escila.
Cirse en la Mitología, te convirtió en monstruo.
En el Estrecho de Mesina, eres escollo de navegantes.
De tus raices bulbosas, brotan dos hojas verdes claras
y un tallo céntrico con ramillete de flores pedunculadas.

En el jardín florido... El poeta te llamó escila.
El hombre en vida, te convirtió en congruo.
En el abonado Erial, eres felicidad de cultivantes
y en ancestros de agricultores te ven preclaras
por ser familia de flores hermosas y surculadas.

Escila... Ayer fue historia.
Hoy es presente y memoria.

Medellín,, del 1º al 6 de diciembre de 2005

sábado, 26 de julio de 2008

¡Y YA NO ESTAMOS TU Y TO!

Ya no te siento con la alegría que te sentí.
Ya no-té vivo con la fortaleza que te viví.
Ya mi enamoramiento se esfuma cada día
y ya el encantamiento que tenía lo perdí.

Y ayer te amé, con la ternura del amor.
Y ayer te busqué, enamorado de pasión.
Y ayer te incendié, cual llama en su ardor
porque embelesado de ti, estaba mi corazón.

Ayer sentí propio, tu engendro en vientre ajeno.
Ayer, esa creatura hice mía, con animada intención,
y ayer había soñado permanecer en amor eterno,
aunque nuestro hijo, tan sólo, fuera una ilusión.

Fue pasando cada día, y en los años de enmarados,
Fue creciendo, entre ambos, una gran relación.
Fueron, de nuestra convivencia, ejemplos admirados
hasta que la bancarrota menguó nuestra ilación.

Ya sólo me quedan dos grandes amigos muy íntimos:
El libro y la pluma que guardo en una urna de honor.
Con el primero regodéome en instantes fórtisimos;
actualmente con la segunda, extrovíertome en su tenor.

Ha pasado el tiempo... ¡y ya no estamos tú y yo!

Medellín, 23 de julio de 2008

martes, 22 de julio de 2008

PLENITUD SERENA

Paz...
Intima del alma.
Extasis en haz,
al contemplar el alba.

¡Oh silencio a solas!
Meditación profunda
tenue susurrar de las olas,
calma absoluta.

Sonido insonoro.
Mente en blanco.
Cerca del poderoso:

En la tierra, el espacio
y la ecuórea[1] inmensa:
Plenitud serena.


Copacabana, 26 de agosto de 1989



[1] adj. poét. Perteneciente o relativo al mar.

domingo, 13 de julio de 2008

REAL NATURALEZA

Muerte: eres panacea de vida;
¡déjame entenderte como eres!
El sólo pensar en ti martiriza,
y cuánto amarte, son otras veces.

Debo confesar tenerte miedo
aunque entiendo que eres vida.
Quisiera expandir el pensamiento
para deducirte cada día.

Muerte: eres panegírico de vida
orientada hacia el creador.
Redimes al hombre en su partida

caldeándole el alma al Hacedor.
Al hombre eres su forma de esencia,
como Dios es: La Real Naturaleza.


Medellín, 14 de marzo de 1992

martes, 8 de julio de 2008

ESTE ES EL HONOR

ESTE ES EL HONOR

¿Y cómo no poder amarle de corazón,
y cómo no sentirle en el fondo del alma;
y cómo no tararearle una cívica canción
a quienes enseñaron actuación con calma?

Sí tan sólo fuera una de sus fuerzas,
pero todas, cual unidad, estaban adjuntas:
policía, naval, ejército... baterías alferzas1
practicaron con brío, las fuerzas conjuntas

demoledor engranaje hacia su objetivo:
horadar2 a los bandidos alzados en armas,
sisarle3 patrimonio humano a aquel fugitivo
desraizado de ciudades y ocultado en garmas4.

Iban por la antepenúltima corona del rey,
lo más granado y espigado por ellos retenidos.
Los comandos encubierto degustaban monterrey5
oteándoles vigilar su botín selecto, entretenidos.

¡Vaya! perspicaz osadía inverosímil
con denodado, puesto a prueba, el valor.
La historia sin sangre no cursa un símil
¡Oh comandos conjuntos, este es el honor!

Medellín, 6 de julio de 2008



1. f. ant. Figura del ajedrez que originariamente ocupaba junto al rey el lugar que hoy tiene la reina, con los mismos movimientos que esta.
2. tr. Agujerear algo atravesándolo de parte a parte.
3. tr. Acortar o rebajar las medidas de los comestibles en proporción al impuesto de la sisa (f. Parte que se defrauda o se hurta).
4. f. Cantb. maleza (? espesura).
5. m. Especie de pastel como el fajardo, de forma abarquillada.

miércoles, 2 de julio de 2008

DONMATIAS Y COPACABANA

Nací en tierra imán de mineros

llamada San Antonio del infante

por los colonizadores primeros

o "Azuero", "Sevilla" como epígrafe.

Pero su real nombre es honor de familias.

Sus gentes: son dalias florecidas a riego.

Esta es la ciudad de Donmatías,

teñida, cual rosas purpuradas a fuego.

Crecí y me eduqué en otro sitio.

Cerca. San Juan de la Tasajera.

Donde Gaspar de Rodas hizo propicio

tasajos como munición de boca.

De Donmatías fue mi prosapia

y mi vivencia de Copacabana.

Medellín, 3 de Octubre de 1991

martes, 1 de julio de 2008

CANTICO PRIMAVERAL


Tumbado sobre el cesped en una claridad vesperal,
mis manos entrelazadas cubriendo el occipucio[1]
de mi cabeza, y mi mirada letarga en el espacio
infinito, observando irisar las nubes por el ocaso
de un sol que destella rayos luminosos cual límpido

diamante desvaneciéndose hasta el punto negral;
mi mente quedó en blanco y el ser lambrucio[2],
obsesionado por rizos de estrellas en el hiperespacio
y aumento de luz de luna en su acostumbrado paso
hinchando el orbe de fantasioso sidéreo[3]híspido[4].

Enmudecieron todos mis sentidos en el combate estelar.
Ni el incesante frío que se intensifica al paso veloz
del anochecer ni la caída del vasto rocío
mojando la pradera hasta empapar todo mi ser
ni la nueva alborada vistiendo el día de amanecer,

despertó mi alucinamiento. Estaba absorto en mi velar.
Había tanto éxtasis, que cualquier sonido era a sovoz[5]:
Despierta suavemente, que ya por el orto se alumbra al cencío[6].
Se calienta el ambiente y el cuerpo con sensación de géiser
en estado dubitativo no puede permanecer.

Desperté de mi alucinamiento... embebido vesperal[7]
a una suave y tierna melodía de cántico primaveral[8].

Medellín, 28 de junio de 2008


[1] m. Parte de la cabeza por donde esta se une con las vértebras del cuello.
[2] adj. coloq. Goloso, glotón.
[3] adj. sideral.
[4] adj. hirsuto (? cubierto de pelo disperso y duro).
[5] loc. adv. En voz baja y suave.
[6] adj. And. cencido (adj. Dicho de la hierba, de una dehesa o de un terreno: Que aún no ha sido hollado).
[7] f. pl. Una de las divisiones del día entre los antiguos romanos, que correspondía al crepúsculo de la tarde.
[8] f. Tiempo en que algo está en su mayor vigor y hermosura.

CUENTO - EL INTERCAMBIO

Comenzó una mañana fresca después de un día de trabajo al dejar un puente largo de tres (3) días. Él salió y ella también, ya ambo...