Buscar este bloghhttps://www.canticoprimaveral.blogspot.com

sábado, 18 de diciembre de 2010

HÚMEDA NAVIDAD


Este amanecer lúgubre decembrino
Matizado por nubes grises negruzcas,
Colmando el cielo se abarrotan
Para no dar el paso al firmamento
Azulado, que a diario nos tiene acostumbrados.

Un ígneo resplandor, tímido por cierto,
Intenta colorear el aura de las nubes;
Y aunque el alba divisase al horizonte,
Deja la estela…, demasiado lúgubre.

No ha cuarteado el tiempo…
Y aquel aniversario del Divino Jesús
En temporal de agua habrá de celebrarse.

Colombia solicita:
¡Oh Rey de las naciones!
¡Oh Rey de corazones!
Atestarnos cada día de favores.

Medellín, 16 de diciembre de 2010

sábado, 11 de diciembre de 2010

DIEGO FALLON


Nace en Santa Ana, hoy Falán (en su honor) en el departamento de Tolima Colombia en 1834 y fallece en Bogotá en 1905. De madre Colombiana y padre Irlandés. Ingeniero no practicante especializado en ferrocarriles y educado en Londres. Docente en idiomas: español, latín, inglés, italiano y francés; matemáticas, estética y música.
Creó en 1885 El Arte de Leer, Escribir y Dictar música. Se conocen las composiciones: La Loca y La Vanguardia.
Traduce para clarinete, violín, pistón (Llave en forma de émbolo que tienen diversos instrumentos musicales de viento), bandola y piano: La Norma, El Trovador, La Traviata, etc.
Se quiso consagrar a la vida religiosa, pero no fue aceptado; más sin embargo, sus poemas se orientan hacia este género.
Su obra principal: La Luna, poema que disfrutaremos en el blog. Otras obras entre muchas: Reminiscencias, las Rocas de Suesca, a la Palma del Desierto, A una Naranja, etc.

LA LUNA

Ya del Oriente en el confín profundo
La Luna aparta el nebuloso velo,
Y leve sienta en el dormido mundo
Su casto pie con virginal recelo.

Absorta allí la inmensidad saluda,
Su faz humilde al cielo levantada;
Y el hondo azul con elocuencia muda
Orbes sin fin ofrece a su mirada.

Un lucero no más lleva por guía,
Por himno funeral silencio santo,
Por solo rumbo la región vacía,
Y la insondable soledad por manto.

¡Cuán bella, oh Luna, a lo alto del espacio
Por el turquí del éter lenta subes,
Con ricas tintas de ópalo y topacio
Franjando en torno tu dosel de nubes!

Cubre tu marcha grupo silencioso
De rizos copos, que tu lumbre tiñe;
Y de la noche el iris vaporoso
La regia pompa de tu trono ciñe.

De allí desciende tu callada lumbre
Y en argentinas gasas se despliega
De la nevada sierra por la cumbre,
Y por los senos de la umbrosa vega.

Con sesgo rayo por la falda oscura
A largo trechos el follaje tocas,
Y tu albo resplandor sobre la altura
En mármol torna las desnudas rocas;

O al pie del cerro do la roza humea,
Con el matiz de la azucena bañas
El campanario blanco de la aldea
En su nido de sauces y cabañas.

Sierpes de plata el valle recorriendo,
Vense a tu luz las fuentes y los ríos,
En sus brillantes roscas envolviendo
Prados, florestas, chozas y plantíos.

Y yo en tu lumbre difundido, oh luna,
Vuelvo al través de solitarias breñas
A los lejanos valles, do en su cuna
De umbrosos bosques y encumbradas peñas,

El lago del desierto reverbera,
Adormecido, nítido, sereno,
Sus montañas pintando en la ribera,
Y el lujo de los cielos en su seno.

Oh! y estas son sus mágicas regiones,
Donde la humana voz jamás se escucha,
Laberintos de selvas y peñones
En que tu rayo con las sombras lucha;

Porque las sombras odian tu mirada;
Hijas del caos, por el mundo errantes;
Náufragos restos de la antigua Nada,
Que en el mar de la luz vagan flotantes.

Tu lumbre, empero, entre el vapor fulgura,
Luce del cerro en la áspera pendiente;
Y a trechos ilumina en la espesura,
El ímpetu salvaje del torrente;

En luminosas perlas se liquida
Cuando en la espuma del raudal retoza;
O con la fuente llora que perdida
Entre la oscura soledad solloza.

En la mansión oculta de las Ninfas
Hendiendo el bosque a penetrar alcanza,
Y alumbra al pie de despeñadas linfas
De las Ondinas la nocturna danza.

A tu mirada suspendido el viento,
Ni árbol ni flor en el desierto agita:
No hay en los seres voz ni movimiento;
El corazón del mundo no palpita...

Se acerca el centinela de la muerte:
¡Hé aquí el silencio! Sólo en su presencia
Su propia desnudez el alma advierte,
Su propia voz escucha la conciencia.

Y pienso aún y con pavor medito
Que del silencio la insondable calma
De los sepulcros es tremendo grito
Que no oye el cuerpo y estremece el alma.

Y a su muda señal la fantasía
Rasgando altiva su mortal sudario
Del infinito a la extensión sombría
Remonta audaz el vuelo solitario.

Hasta el confín de los espacios hiende,
Y desde allí contempla arrebatada
El piélago de mundos que se extiende
Por el callado abismo de la Nada!...

El que vistió de nieve la alta sierra,
De oscuridad las selvas seculares,
De hielo el polo, de verdor la tierra
Y de hondo azul los cielos y los mares,

Echó también sobre tu faz un velo,
Templando tu fulgor para que el hombre
Pueda los orbes numerar del cielo,
¡Tiemble ante Dios y su poder le asombre!

Cruzo perdido el vasto firmamento,
A sumergirme torno entre mí mismo;
¡Y se pierde otra vez mi pensamiento
De mi propia existencia en el abismo!

Delirios siento que mi mente aterran...
Los Andes a lo lejos enlutados
Pienso que son las tumbas do se encierran
Las cenizas de mundos ya juzgados...

El último lucero en el Levante
Asoma, y triste tu partida llora:
Cayó de tu diadema ese diamante,
Y adornará la frente de la aurora.

¡Oh Luna, adiós! Quisiera en mi despecho
El vil lenguaje maldecir del hombre,
Que tantas emociones en su pecho
Deja que broten y les niega un nombre.

Se agita mi alma, desespera y gime,
Sintiéndose en la carne prisionera;
Recuerda al verte su misión sublime,
Y el frágil polvo sacudir quisiera.

Mas si del polvo libre se lanzara
Esta que siento, imagen de Dios mismo,
Para tender su vuelo no bastara
Del firmamento el infinito abismo;

Porque esos astros, cuya luz desmaya,
Ante el brillo del alma, hija del Cielo,
No son siquiera arenas de la playa
Del mar que se abre a su futuro vuelo.

sábado, 4 de diciembre de 2010

EL ARPA DE DAVID


Oh tonada que escucho! dejo de susurrar...
Lejana, triste, melodiosa y despierta;
Similar, como cuando se hace musitar
afable Zarzuela, compuesta por Arrieta.

Deleita el espíritu alegres notas,
Sutil combinación con talentoso ritmo:
¡Cuantas animosas y dramáticas prosas!
Otras veces, ¡cantos con sin igual estilo!

Se escuchan: la flauta, el clarín y el helicón
y la entonación de acento poético.
Suenan el tambor, la guitarra y el bajón

y dulzura del violín despierta el eco:
de la flauta de pan apenas a percibir,
la lira de Orfeo y el arpa de David.


29 de Abril de 1990

sábado, 27 de noviembre de 2010

ARTURO CAMACHO RAMÍREZ


Nace en Ibagué Colombia el 28 de octubre de 1910, en principio se orienta por la carrera de Leyes en la Universidad Nacional de Colombia, luego abandona y se dedica a las letras. La combinó con labores de publicidad, periodismo, cargos administrativos y diplomáticos.
Su producción poética comienza con Espejo de Náufragos en 1935; en 1939 se publican Presagio de Amor, Cuadernos de Piedra y Cielo y Cándida Inerte. En ese mismo año conoce a Olga Castaño Castillo con quien se esposa en el año 1946. Le dedica en 1943 su obra Luna de Arena, obra de Teatro difundida ampliamente por la radio y la televisión nacional. En 1945 publicó Oda a Carlos Baudelaire.
Bohemio de humor chispeante, rápido en las respuestas y de una sonora carcajada. Perteneció a la tertulia del Café Automático en compañía entre otros con León de Greiff, Hernando Téllez, Hernán Merino animadores de tardes Bogotanas con debates literarios.
Muere en Bogotá el 24 de octubre de 1982 y en 1986 Procultura en homenaje póstumo edita su obra completa.
Cántico primaveral seleccionó:

Nada es mayor

Nada es mayor que tú: sólo la rosa
tiene tu edad suspensa, ilimitada:
eres la primavera deseada,
sin ser la primavera ni la rosa.

Vago espejo de amor donde la rosa
inaugura su forma deseada,
absorta, inmensa, pura, ilimitada,
imagen, sí, pero sin ser la rosa.

Bajo tu piel de nube marinera,
luz girante tu sangre silenciosa
despliega su escarlata arborecida.

Nada es mayor que tú, rosa y no rosa,
primavera sin ser la primavera:
arpegio en la garganta de la vida.

sábado, 20 de noviembre de 2010

VIBRACION FLAMANTE


Hálame ¡Oh vida! Por siempre y para siempre,
Que pueda yo sentir la alegría de este universo,
En este tan amado paso que me ha tocado vivir
Y que escrutándole ha sido todo un embeleso.

Me siento tan seguro y me creo tan eterno,
Que agradezco poder ser yo en este orbe,
Podría no haberlo sido y por tal, no existir;
Más sin embargo, en la vida estoy conforme.

No se de dónde vine ni para dónde voy;
Pero se que tengo una energía transformante,
Que hacia algún lado tendrá que encausarse,

Cuando su envoltura regrese al suelo
De donde irguió un día: Vibración flamante,
Para volver lentamente a adormitarse.

Medellín, 11 de noviembre de 2010

sábado, 13 de noviembre de 2010

ENRIQUE ALVAREZ HENAO


Nace en Bogotá el 29 de noviembre de 1871 y muere en la misma ciudad el 20 de julio de 1914. El Filólogo crítico literario, historiador de la Literatura Española y Cervantista, Julio Cejador y Frauca le apodó como “el poeta del desengaño”, también dijo de él “escribe con soltura y donaire, con cierta sonrisa en los labios al contemplar la vanidad de todo, pues todo pasa”. Enrique publicó un libro de poesías en Barcelona e hizo parte de la llamada “Gruta Simbólica”. Algunas obras: Los tres ladrones, Gota de agua, La carcajada del diablo, la abeja, Arpegio (Dolorita), Ateísmo (Dolorita), etc. Cantico primaveral ha seleccionado dos hermosos poemas del vate:


ATEISMO
(Dolorita)

Le pusiste tan raros pareceres
A nuestro mutuo amor, que, según veo,
De tus labios me he vuelto tan ateo
Que si acaso me juras que aún me quieres,
Juro que, aunque me quieras, no te creo.


LA ABEJA

Miniatura del bosque soberano,
Y consentida del vergel y el viento,
Los campos cruza en busca del sustento,
Sin perder nunca el colmenar lejano.

De aquí a la cumbre, de la cumbre al llano,
Siempre en ágil, continuo movimiento,
Va y torna, como lo hace el pensamiento
En la colmena del cerebro humano.

Lo que saca del cáliz de las flores,
Lo conduce a su celda reducida,
Y sigue sin descanso sus labores,

Sin saber, ¡ah! Que en su vaivén incierto
Lleva la miel para la amarga vida
Y el blanco cirio para el pobre muerto.

sábado, 23 de octubre de 2010

CLIMACO SOTO BORDA


Bogotá (1870-1919), integrante de la Gruta Simbólica. Aprendió a tocar instrumentos de cuerdas para amenizar las tertulias bohémicas. De bigote grande y espeso, nariz firme y corva, ojos lánguidos, voz apagada.

Periodista, novelista, versificador, cuentista, improvisador, comentarista cotidiano, buen conversador y animador de intelectuales. Autodidacta.

Era tan díscolo, humorísticamente hablando, que se creía que no asistió a ningún colegio porque le era difícil conservar disciplina alguna.

Se inicia como periodista en los diarios como La Esfinge, El Telegrama, El Porvenir, Rayos X, Oriente, el Sol y la Barra; algunos fundados por iniciativa de el mismo

En 1897 se publica “Siluetas Parlamentarias”: Colección de anécdotas, chistes y sátiras de la política y políticos capitalinos; en 1898 “Chispazos de Cástor y Pólux”: Ocurrencias de Clímaco y Jorge Pombo; se publicó en Medellín colección de poemas “Polvo y Ceniza” en 1906; “Salpique de Versos” en Bogotá en 1912 por Enrique Alvarez Henao.

Durante la guerra de los mil días, escribe la novela “Diana Cazadora” y se publica en 1915 en Bogotá. Es la historia dramática de un joven aristocrático que es aniquilado moral y físicamente por una prostituta. Drama irónico y burlesco, como lo sabe hacer Clímaco que era crítico social.

Tan excelente en su vida de vate y tan olvidado en la literatura Colombiana. Recordémosle:

EL ÚLTIMO AMIGO

A la luz de una vela lee el anciano
Su querido Quijote, aquel testigo
De sus años alegres y el amigo
De su vejez más firme y más cercano.

Vuelve las hojas con temblorosa mano
Que saca de los pliegues de su abrigo,
Y al entrar juguetón por el postigo
Retoza el aire en su cabello cano.

En la sumida boca, sin un diente,
Una infantil sonrisa se remeda.
Inclina el viejo la rugosa frente…

Se le cierran los párpados… Se queda
Dormido… y por sus piernas, lentamente,
La carcajada de los siglos rueda.

sábado, 16 de octubre de 2010

PARTO EN ATACAMA


La mina aprisionó nuestros seres, ocultándonos para la vida.
Los hombres perfeccionaron con su trabajo la nodriza
Y la tierra nos parió de nuevo desde sus entrañas.
Sesenta y nueve arcanos días ocultos, y símil de lucha atrevida
¡Oh Gobierno! Con su gente Chilena en superficie banderiza
Parto certero de compatriotas de profundidades hurañas.

Medellín, 16 de octubre de 2010

sábado, 9 de octubre de 2010

OCTAVIO AMORTEGUI ROJAS


Nace en Bogotá el 19 de febrero de 1901 y muere en Celaya México en 1990. En su juventud se relaciona con su generación, compartiendo veladas con León de Greiff y Rafael Maya.

Estudia en Europa y alcanza varios diplomas; entre ellos, el de la Escuela de Altos Estudios Sociales de Paris, el de Historia del Arte de la Sorbona, el de la Academia Colombiana de la Lengua, el del Arquitecto del Templo de Salomón de los Valles de Buenos Aires, el de la Comunidad Latinoamericana de Escritores y el de la Universidad Nacional de México por la difusión radiológica de los valores Colombianos.

Fue poeta, diplomático, académico, prosista, dramaturgo y cuentista urbano y psicológico.

Junto con Rafael Vásquez, José Umaña Bernal, Germán Pardo García, Juan Lozano y Lozano y Alberto Angel Montoya pertenecieron a “El grupo de los Nuevos”.

Publicó entre otras obras: en 1924: Patios de Luna; en 1932 en Barcelona: Ultramar, versos marinos; en 1943 en verso: Trece Poemas; terminando la década del 40 publica en Prosa: El Demonio Interior y Fray Simplicio y otros ensayos.

Cantico Primaveral selecciona de toda su obra, VESPERAL, y le invita a entretenerse, ¡es maravilloso!:

VESPERAL

Desgranaba un turpial en el sendero
Una canción que le aprendió a la fuente,
Y en el viejo jardín convaleciente
Daba todo su aroma un limonero.

Ebrio de sol, el aire jardinero
Incensó de azahares el ambiente
Y cuando la oración curvó su frente
Lloró la tarde su mejor lucero.

Hora de indefinibles añoranzas:
Porque bajó de la montaña, pura,
Rezó el agua sus bienaventuranzas…

Y el cielo fue tan diáfano y profundo
Que humedeció su azul, hecho ternura
La mirada del Padre sobre el mundo.

sábado, 2 de octubre de 2010

AL BORDE DE LA MUERTE


La vida asciende en espiral
de manera por demás diáfana;
comenzando en la edad natal
va creciendo etapa por etapa.

El paso de cambio de ese estado,
no se percibe.
Es tan nítido ese pasado
en la gente que vive

que nadie parece asombrarse,
cuando de niño se pasa a la vejez.
¡Todo es posible! En el acostumbrarse.

Pero seguimos aferrados a la mente
de no entender tan clara nitidez,
cuando estamos al borde de la muerte.

Medellín, 29 de enero de 2006

domingo, 26 de septiembre de 2010

ADOLFO LEON GOMEZ


Nació en Pasca en 1857 y murió en Aguas de Dios en 1927 (ambos municipios de Cundinamarca).
Poeta: Tierno, melancólico y sentimental. Cantor del dolor y de la tristeza en forma clara y sencilla. Poeta popular.
Nieto de Josefa Acevedo de Gómez.
Se cuenta de él, que anduvo todos los géneros de la literatura: Poesía, fábula, teatro, cuento, ensayo, incluso zarzuela (Nobleza Obliga), traductor (El canto del gallo de Edmond Haraucourt).
Además, reconocido jurista y fogoso parlamentario, Magistrado de la Corte Suprema, Senador, Presidente de la Academia Colombiana de Historia y de la Academia Colombiana de Jurisprudencia.

Decía: Las quejas es señal de debilidad y apocamiento. Los espíritus bien templados no se quejan nunca.

Muchas son sus obras, menciono tan sólo Enterrados vivos: Con el pavor con que se oprime el alma sólo al pensar en enterrados vivos cuando de noche, junto al camposanto se escucha algún gemido, debes temblar al escuchar el nombre de la prisión perpetua en donde gimo y orar por mí diciendo: ¡Desgraciado, si lo enterraron vivo!

Y recrearnos con Las Aves Políticas:

LAS AVES POLITICAS
(Adolfo León Gómez. Publicado el 8 de diciembre de 1915 en Bogotá
y luego en ¿SABIA USTED? de El Colombiano por Samuel Arango M)

Trabase entre las aves de rapiña
por cosas de política una riña.

El cóndor y el halcón y los milanos
y el buitre, de los aires soberanos,
luchaban con el águila altanera
sobre cuál mayor mérito tuviera
para asumir en situación bien crítica
la plena dirección de la política.

Al fin de mucho tiempo que perdieron
discutiendo, prudentes convinieron
en hacer al Tonante alguna ofrenda
para que él decidiera la contienda.

Júpiter, en efecto, el expediente
Estudio cuidadosa y lentamente
y al fin dijo:

Los buitres por hambrientos
son políticos malos; por violentos
lo son también el cóndor y el milano;
y el águila viviendo en las alturas
prueba que en la política está a oscuras,
pues no lidia el político en el cielo,
sino siempre arrastrándose en el suelo.

Jefe, por tanto mi sapiencia nombra
y en medio a la tiniebla de sus actos
sepa vivir de cuerpos putrefactos.
Dirimo pues la ardiente escaramuza
designando por jefe a la lechuza.

Quien jefatura anhele de partido,
debe verse en lechuza convertido,
puesto que la política es tan solo
sombras, intrigas, adulación y dolo.

sábado, 18 de septiembre de 2010

EL CORAZON


Te miré:
Y tus labios mostraron una sonrisa
que admiré,
como cuando con sol refresca la brisa.

Quise verter
sobre tu boca un dulce beso
que al arder
en mí, la pasión me cautivó.

¿Cómo poder entender?
lo que descubro en mi
en todo mi ser,

un frenesí
hecho de amor y comprensión,
al entregarte a ti el corazón.

9 de enero de 1990

sábado, 11 de septiembre de 2010

JOSE JOAQUIN ORTIZ


Colombiano nacido en Tunja en 1814 y muerto en Bogotá en 1892. Con Eusebio Caro y Julio Arboleda formó el trío de los mejores poetas románticos de la Nueva Granada.
Periodista especialmente en temas políticos, estudió humanidades en el Colegio del Rosario. Fundó y colaboró como redactor en El Correo de los Andes, El Porvenir, La ciudad, El Conservador, El Día, El Cóndor, El Catolicismo y La Estrella Nacional (el primer periódico literario de Colombia). Fue en varias ocasiones Representante a la Cámara, conservador insigne.
Sus obras: Mis horas de descanso (1834) y Poesías (1880). Vulgarizador de la literatura colombiana; preparó antologías de poesía, como Parnaso granadino y La Guirnalda. Editó dos volúmenes con la poesía de José Eusebio Caro y Luis Vargas Tejada.
Novelista: María Dolores o la historia de mi casamiento, y Huérfanos de madre (1848).
Dramaturgo: Sulma y El Oidor de Santafé.
Poesía: Su obra poética comprende más de cuarenta (40) poemas, de las cuales canticoprimaveral, se atrevió a seleccionar una (1), para continuar la lúdica en este blog:

GALILEO

En alta torre alzado, en noche umbría,
El ojo armado de su activo lente,
Revuelta a Venus la serena frente,
A Galileo absorto se veía.

El astro en tanto en su órbita corría
De vivísima luz entre un torrente,
Y el viejo, en su balanza omnipotente,
Su volumen y fuerza audaz medía.

Los ángeles del cielo que lo vieron
Del planeta seguir las claras huellas,
Por un simple mortal no lo tuvieron;

Y Él dobló su rodilla a las estrellas,
Porque sus ojos de águila leyeron
El nombre del Señor escrito en ellas.

sábado, 28 de agosto de 2010

CONSTRUYENDO PAZ


Que tan bueno es soñar un momento con la paz
Interna y externa. En el corazón y en la mente.
La interna: fuera de rencores, odios y durezas;
Y la externa: sin crímenes, vicios y secuestros.
Ambas, como la pluma que vuela ondulante en el espacio:
Suavidad… Lene suavidad.
Un instante de pensamientos y actos cero. Replicables.

¿Qué lugar habrá en el mundo, algo feraz,
En donde sólo se haga acto deo volente
Sin pasión, todo en calma y cúmulo de purezas
O lugares señalados como maestros
En donde cunda ejemplos dado a otros como solacio ?
Son exclusivos… Pura y sana exclusividad.
Amplitud en esos extensos estados. Duplicables.

Y sí no se encuentran, ¿cómo poder hacerlos?
Para la interna: En todas partes. En cada uno de los seres.
Para la externa: Hay que nacerlos,
Brotarlos de la amada tierra, como si fueran géiseres.

Medellín, 4 de agosto de 2010

sábado, 21 de agosto de 2010

LUIS VARGAS TEJADA


Luis Vargas Tejada, nació en Bogotá en el seno de una familia humilde el 27 de noviembre de 1802, y murió ahogado en la Orinoquía Colombiana en diciembre de 1829, huyendo de la ira del Libertador por haber participado en la conspiración de 1828. Escasos 27 años de vida, para tener una extraordinaria cultura. De mente precoz para el aprendizaje. Su madre dirigió su instrucción después de comenzar la revolución independista de 1810. Se apoyó en sus amigos para aprender lenguas clásicas y modernas y artes líricas, dramatúrgicas y literarias. Con José Fernández Madrid fue el iniciador del teatro nacional.
Al mismo tiempo de comenzar su vida literaria, inicia actividades políticas, fue secretario privado de Francisco de Paula Santander en 1823; en 1824 es designado secretario del Senado. En 1828 es elegido diputado para la Convención de Ocaña y para acompañar a Santander, como delegado de Colombia, ante el gobierno de Estados unidos.
Autor de obras de teatro: la comedia “Las convulsiones” representada en 1828, con éxito total; “Sugamuxi”; “Doraminta” entre otras. Además, fue fabulista, comediógrafo, dramaturgo y poeta. En poesía: Al anochecer (su obra cumbre), Recuerdos, El Buey de Carga, entre otras. Toda su obra poética y teatral, la publicó Don José Joaquín Ortiz en 1857. Deleitemos su poema cumbre:

AL ANOCHECER

Ya muere el claro día
tras la cumbre empinada de los cerros,
y en rústica armonía
saludan su esplendor que se despide
los sencillos pastores.
Los zagales y perros
conducen el ganado a la majada;
el tardo insecto que la tierra mide
de su morada oscura,
por gozar de la brisa
de la noche, a salir ya se apresura.
Ostenta su hermosura,
en medio al tachonado firmamento,
la cándida lumbrera
que desde su alto asiento
refleja suavemente
la luz que esparce la encendida esfera.
¡Ay, de cuán refulgente
brillo refleja ufana
su tersa faz galana!
¡Mírala, Clori! En su belleza mira
la imagen del hechizo lisonjero
que tu semblante inspira.
¡Qué lánguido suspira
el céfiro ligero
que los arbustos mueve,
mientras sus ramas baña
el fresco aljófar que la tierra embebe!
Allí la blanda caña
hacia la fuente su cabeza inclina,
y a la avecilla que en su mimbre posa
su propia imagen sin cesar engaña
retratada en el agua cristalina.
Cierra la tierna rosa
su cáliz perfumado,
y esconde ruborosa
el ámbar deseado;
¡ay, cuanto más se oculta es más hermosa!

Vamos a la colina
que baña suave la sidérea lumbre,
al pie de aquella encina
que erguida allá se empina,
coronando del cerro la alta cumbre,
o allá donde el torrente,
saliendo de la breña,
por el peñón tejado se despeña.
Allá nos sentaremos, Clori mía,
y disfrutando las tranquilas horas
que mece en su regazo la alegría,
nuestro tímido acento juntaremos
a las voces canoras
con que el bosque resuena;
allí repetiremos
la tierna cantinela
que afables entonaron los pastores,
cuando, concluida mi gravosa pena,
coronó la fortuna mis amores.

sábado, 14 de agosto de 2010

OTREDAD


Estoy andando por un camino
Que al nacer, el destino otorgó.
Buscando éxito peregrino
Aférreme a lo que me dotó

Mi bella amada naturaleza.
Ella consintió suerte y sino
Sobre mi vida en fortaleza,
Edificando todo destino.

Y me intereso a todo el bien,
Camino espinoso de por sí,
Alejado de la obscuridad.

Alegría en al alma también
Tarareado en nota de si,
Por alma y Jesús en otredad.

Medellín, 09 de agosto de 2010

sábado, 7 de agosto de 2010

JORGE ISAACS


De los grandes escritores colombianos, nacido en Cali, Colombia, en 1837, hijo de un judío inglés de Jamaica, y de madre criolla. Estudió en Bogotá.
Autor de la mejor novela romántica hispanoamericana del siglo XIX, "María", publicada en 1867. Excelente poeta. Director de un periódico liberal en 1875.
Intervino en partidos políticos y luchas internas; primero desde el conservatísmo, luego como liberal.
Falleció en Ibagué en 1895.
Su obra pletórica de sensibilidad, ardiente e idealista; plasma los sentimientos y posturas del romanticismo literario de la época. La naturaleza también está utilizada con el lirismo subjetivo propio de este movimiento artístico. Poeta y novelista del Valle del Cauca.
Entre su numerosos poemas, mencionemos algunos: La Vuelta del Recluta, ¿Soñé?, La Tumba de Belisario, Felisa, Olvido, Colombia, Ten Piedad de mí, Las Hadas, etc. Para conocer más sobre este magnifico autor Colombiano, remitámonos al blog:http://ludimia.blogspot.com/
y luego Ludiquemos el soneto:

¿SOÑÉ?

He soñado feliz que a tu morada
Llevóme en alta noche amor vehemente:
Creí aspirar el delicioso ambiente
De moribunda lámpara velada:

Sobre muelles cojines reclinada,
Dormir fingías voluptuosamente,
La cabellera de ébano luciente
Sobre el níveo ropaje destrenzada.

Trémulo de emoción, tus labios rojos
Oprimí con mis labios abrasados…
Pudorosa y amante sonreíste;

¡No bajes, por piedad, los dulces ojos;
Brillen por el placer iluminados
Haciendo alegre mi existencia triste!

sábado, 31 de julio de 2010

CANTICO


Cántico:
Sonido que va dejando la huella de una canción.
Voz que irrumpe la celeste eternidad
En vocalización ya de alegría u otra manifestación.
Tarareo entre dientes sin articular palabra.
Canturreo que eleva al ánimo hasta la vastedad.
Gorjeo que enamora el tiempo vesperal
En entonación, cual melodía de alfaguara.

Cántico:
Canción de amor, canto de enamorar con devoción.
Copla ligera embriagadora de parrandas populares.
Trova, canción amorosa que ensalza la emoción.
Tonada, tonadilla con ese dejo de ánimo transitorio,
Que al himno estampas amor en sus vagares.
Romanza, sencilla y tierna, a modo instrumental
En cantiga… Cual nostálgico cántico suplicatorio.

Medellín, 9 de enero de 2009

sábado, 24 de julio de 2010

ENRIQUE ALVAREZ BONILLA


Abogado, político, escritor y educador nacido en Moniquirá Boyacá Colombia, año de 1848. Nombrado secretario de Instrucción Pública (1886) y encargado del despacho de Fomento durante el gobierno de Núñez. Célebre por ser Gobernador de Cundinamarca y ministro de Instrucción Pública (1903)en el gobierno de Marroquín. Dada su formación e ilustración fue director de la Academia Colombiana de la Lengua y tradujo a grandes figuras de la literatura universal tales como:
Milton, Byron y Racine, entre otros. Muere en la ciudad de Bogotá en 1913.
Una de sus obras más importantes engalana la literatura Colombiana:


LA SEPULTURA DEL MONTAÑES

Del camino a la orilla entre malezas,
Sin más señal que una imperfecta cruz,
Hijo de la ignorancia y la miseria,
Duermes el sueño de la muerte tú.

No hay inscripción: No sé cuál fue tu nombre;
Tampoco hay flores: No dejaste amor;
Sólo te canta el ave de tu bosque;
Sólo protege tu reposo Dios.

El viajero nocturno se santigua
Al pasar, y murmura una oración;
Que si respeto inspira toda tumba,
La abandonada les inspira horror.

Dejaron a tu lado la camilla
En que tu último aliento se exhaló,
Signo de tu pobreza y tu agonía,
Mudo testigo de tu gran dolor.

Dicen que oyen de noche hondos gemidos,
Y que la sombra ven del montañés.
Di: ¿Lamentas hallarte en este asilo?
¿De los inmortales lloras el desdén?

Óyeme: He visto túmulos lujosos,
Perfumados de rosas y azahar,
Y en que el mármol compite con el oro
Y suaves sombras los cipreses dan;


Y no ha sentido mi alma esta ternura,
Este respeto que ha sentido aquí:
Allá se admira el lujo de las tumbas;
Aquí se piensa en el incierto fin.

¿Bajo el oro y el mármol no hay gusanos?
¿A qué disimular la realidad?
¡Con la nada también nos engañamos!
¡Allá también llevamos el disfraz!
Oye: El Dios - Hombre, que murió humillado
Y entre odios y desprecios y baldón,
Ama los corazones ignorados
Que en silencio devoran su dolor.

Humilde montañés;
No te vela la sombra de un amor:
Lo cantarán las aves de tu bosque;
¡Protegerá tu sepultura Dios!

sábado, 17 de julio de 2010

VOLVI A NACER


A veces tanta nostalgia que se siente,
Tanto dolor tanta angustia tanta desolación;
Tanto dejo como por desfallecer… ¡No sé!,
Como de un estado en donde no se desea seguir,
Sino quietud. Pero, un rumbo inverosímil
Que no da el punto de la desalación.

Eso siento hoy, lo siento con amor profundo;
Como con un vacío que envuelve todo mi ser
Y me lleva a enternecer en el rotundo olvido.
Ya no quisiera continuar andando el sendero
Que me propuse un día trasegar; estático
Es mi deseo de estar. ¿Para qué el coser,

Del día tras día, semana tras semana,
Año tras año; y así por todo el tiempo
De la edad que nos toca vivir? Y ¿para qué
Seguir soñando en amables momentos,
Dando todo de sí, para ser alegres?
Para qué forzarme si mi ánimo cayó su tempo.

Dolor ¡inmenso dolor! De no tener nada.
Nada de aquello que en lo terreno nos hace fuertes,
Pero… Mi alma me reprocha con sin igual tesón,
Ella lo sabe; no, ella siente el dolor de mi corazón
Y sabe que en la profundidad de mi ser, hay amor,
Amor desinteresado, más que algunas suertes.

¡Eso es lo que me da ánimo para seguir la lucha!
Sino ¡Qué carajo! Todo se tiraría por la borda.
Cuando se hace bien, eres la persona buena;
Cuando lo haces regular, te llega el reproche
Y cuando lo haces mal, viene la reprimenda.
No hay tiempo, es como reparto de corda.

Aún así, estamos aquí para cumplir la misión.
No soy yo el dueño de mi vida, lo es Dios
Y sí Él, me ha detenido, es porque lo debo cumplir,
Entonces por qué angustiarme. Eso es un don
Que el creador me prodiga para continuar la senda
Sin refunfuñar. Al mal tiempo y al agravio adiós.

Volví a mi estado normal de ánimo, volví a el;
Después de hacer catarsis sobre mi dolor.
Es que haciéndome fuerte, la lucha es suave
Y el trasegar amable y todo alrededor
Es de un tinte embellecedor como los pétalos
De flores, de bellos colores, en todo su tenor.

Volví a nacer.

Medellín, 5 de abril de 2010

sábado, 10 de julio de 2010

LA VIA DOLOROSA


"Carlos Villafañe reveló, en parte, en 1944, al periodista palmirano, Gregorio Hernández Saavedra, la historia romántica que le indujo a escribir, a fines del siglo pasado XIX, su poema “La vía dolorosa”, considerado por los grandes de la literatura, como la mejor expresión sentimental escrita por el ilustre vallecaucano."
“ . . . Carlos como violentándose a si mismo empieza el doliente relato:
Hace ya tanto tiempo! Sin embargo, parece que hubiese sido ayer. Yo vivía en Bogotá por allá en las postrimerías del siglo. Era joven y lleno de esperanzas. La vida entonces no tenía estas complicaciones de ahora. Una vez la encontré. Blanca, linda, tan sencilla, tan buena! Se metió en mi corazón sin que yo pudiera sacarla de ahí. Pasaron los días, los meses y los años. El asedio permanente, el ataque sin cuartel que le di con las armas de mi plena juventud, triunfó al fin. La plaza se rindió.
Y fuimos muy felices. Habitábamos una casita situada entre Santa Bárbara y Belén. La vida era una mañana primaveral. Había sido tan largo y permanente el asedio y tan heroico su sacrificio, que era menester cuidar la flor para que no se marchitara. Para que el triunfo no fuera pírrico.
. . .La felicidad nos dejó entrever la aproximación del renuevo. Todo estaba listo para el trance supremo que los médicos amigos habían anunciado que se produciría difícil y con grande peligro. Sin embargo la luz de la fe, iluminaba aunque tenue el amado recinto. El corazón como el náufrago, se agarra esperanzado a la tabla de salvación que flota en el oleaje, y no la suelta.
Tarde en la noche, bajo una llovizna helada que en Bogotá azota el rostro simulando briznas de vidrio que nos hiere la piel, me fui en busca del médico. En ese tiempo no había automóviles, ni calles pavimentadas. Los minutos adquirían la longitud de los siglos. El cruce de cada boca calle me producía algo así como el toque de una corriente eléctrica. La ansiedad ponía sobre mi frente afiebrada raudales de sudor ardiente que se tornaban gélidos al contacto con las rachas de frio que se precipitaban por las calles de la ciudad dormida a la luz de los faroles...
Cuando regresé con el médico a la casita donde la dejara breves horas antes acompañada de una buena mujer, acababa de morir!
Para que contarle lo que siguió… Yo mismo la amortajé y cumplí con el alma desgarrada la misión funeral.
Cuando amaneció, muy temprano, y tratando de ocultar mí dolor y mí tragedia por las callejuelas menos transitadas de Bogotá, la conduje al cementerio acompañado por Víctor M. Londoño, Martínez Rivas y un amigo vallecaucano. Sin carro mortuorio y sin más oraciones que las que musitábamos los cuatro enterradores por cuyos rostros bohemios se descolgaban las lágrimas en puntillas silenciosas y salobres. . .
Esa amargura quedó traducida en el soneto que Carlos Villafañe escribió poco después para que el alma popular lo esculpiera, así burilado por la pena del bardo, en el mármol de la perennidad.”
Tomado de: “El Valle en la nación”, número 140, julio de 1965, pág. 17-18."


I

Yo mismo la enterré... Yo mismo un día
cerre sus ojos a la luz terrena
y enjuqué de su frente de azucena
el trágico sudor de la agonía.

Es un recuerdo blando: Todavía
la nombro en el silencio de mi pena;
descanse en el Señor... Si era tan buena!
duerma en mi corazón... si era tan mía!

Ojos y boca y manos ilusorias,
todo bajo las sábanas mortuorias
quedó como una lámpara extinguida,

y yo, de mi locura bajo el peso,
le dejé el alma en el dolor de un beso
y a duras penas me quedó la vida!

II

Ojos como dos claros madrigales
que abrieron en mi ser profundas huellas;
suaves a veces como dos estrellas
y a veces fieros como dos puñales.

Labios en flor, inolvidable acento
que fue para mi ensueño peregrino
como el agua de Dios que da al sediento
de beber en las vueltas del camino.

Todo bajo la sombra y el misterio
de un árbol, en la paz del cementerio,
fúnebre playa del eterno río...

Pensad en el desangre de mi herida
y decid si hay dolor en esta vida
que en algo pueda compararse el mío.

sábado, 3 de julio de 2010

SUAVE TRINAR


Una bella mañana soleada y sin brisa
salí al balcón porque escuché un trinar;
como exhalación volaron de prisa
dos aves que entretenían, con melodioso piar.

Observé que en un colgante cuerno frondoso
un nido entre sus hojas se entretegía,
y dos huevos posaban en el piso ondoso:
cual aves a nacer, sí cascarón crujía.

Las aves padres gorjeando regresaron,
y en el fondo del nido la pajara se posó,
chasquido se oyó, y par de aves aparació,

¡huy...! y se aumentó el clan familiar.
Los pájaros vinieron anidaron y volaron
a otros lares: Amenizar con su suave trinar.

24 de mayo de 2009

sábado, 26 de junio de 2010

OH CORAZON


Oh corazón que te dueles en la penumbra de la vida,
cuando deberías ser mi sostén en los momentos de
dificultad. ¿Por qué me abandonas sí yo te pertenezco?
huyes de mí como si yo fuera un pobre ser aislado
de todo vestigio donde tu habitas.
Oh corazón que estás en mí, el cuerpo no te olvida;
te recuerdo incesante porque eres mucho más de
este ser, casi que me abandonas sino te obedezco;
pues te has convertido para mí en un enamorado,
y en mi pecho, siento como palpitas.


21 de mayo de 2009

sábado, 19 de junio de 2010

MOMENTO POSTUMO


(A José Saramago)

Ven muerte, te espero con el corazón abierto.
He puesto en el cálamo:
"El viaje del elefante": La iluminación voló matizada en el
"triunfo del lenguaje, la imaginación y el humor"

Su vida se fue yendo...
Como cuando la llama de una vela,
se va apagando.

19 de junio de 2010

sábado, 12 de junio de 2010

DIVINIDADES MARINAS


En la maravillosa llanura del ponto
divisase Nereo, Forcis y Taumante,
naciendo como el sol en el orto
vagan, en la ecuórea, trashunante.

Y Ponto amante de su madre Gea
engendró también divinidades marinas:
Hembras... A Ceto y a Euribia,
y todas resplandecen, como rosmarina;

ellas soplan, y al deslizarse, el lular
es su aullido. Vagarosas van rondando
y sutil estela en la mar van dejando.

Son entre la mitología, dioses divinos;
y en el espacio, símil al catavinos;
y en el orbe, su aspecto es el de vagar.

18 de febrero de 2008

sábado, 5 de junio de 2010

VIRTUD


Aplicación de complexión: Es una combinación de la Anáfora y la Conversión.
Repite una palabra al principio y otra al final de cada período.

Busca que tus palabras sean siempre dulces
por sí, en algún día, tienes que tragártelas.
Busca que enjuiciar y criticar endulcen
tu "yo", porque llegará día de tragártelas.

Esfuérzate por ser calmado con los demás;
pués otros, con tus defectos, tienen paciencia.
Esfuérzate por ayudar a los otros no más;
ellos piden y claman con suma paciencia.

El errante en las calles es un holgazán;
como nómadas, de ayudas necesitan.
El noctívago vive como alcaraván;

en las frías noches, de abrigos necesitan.
El desahuciado, durmiendo en el desván,
abandonados, de cobijo necesitan;

21 de mayo de 2007

sábado, 29 de mayo de 2010

LA FERIA ARTESANAL


En la plazoleta de las luces del CAM la Alpujarra
de Medellín, artesanos hacen su agosto en julio de 2008

Debajo de las sombras de frondosos bambúes
en un parque citadino de luces verticales;
levántase en madera, un rústico zacatín
en donde artesanos enseñan bellas artes.

No trinan las aves, tan sólo chirrear de buses.
No existen veredas ni campos rusticales.
En contorno velan gentes colmando cafetín
y gastando dinero en bagatelas de encartes.

Allí vibran de emociones muchos artesanos
vislumbrados del gasto que genera la gente,
degustando chucherías caceras y recreo,
en derroche de tiempo y hábidos de promoción.

La masa procede como amables cortesanos,
cada cual, bastante sumiso y harto diligente,
con estrujas o no, gózasen de los comadreros,
haciendo el instante, ratos de desproporción.

11 de julio de 2008

domingo, 23 de mayo de 2010

SUAVE SILENCIO


Siento una suave energía
soplar de arriba a abajo,
cuando enfoco mi ser en respirado:
Aspirar... Detener. Expirar... Detener.

La pineal se abre y la abraza,
como de suyo haciéndose dueña.
Unos rayos violetas emergen
aureando la eriaza.

Lleva allí a tu ser, déjalo acamar...
Como en bamboleo de olas
en el cabrillear de la mar.

Profundidad, sentí profundidad.
El carmesí cubre tu soledad,
como el suave silencio, la obscuridad.

19 de noviembre de 2005

sábado, 15 de mayo de 2010

ESTEFANIA DE LAS PALOMAS


Nació una niña gerifalte
del vientre de una madre enamorada,
unida al hombre persona amada,
convirtiéndole en el ser que es su padre.

Les unía tan solo el compromiso de las arras,
y ahora la bebita que ríe al aire,
anuncia a su querida madre:
Soy la unión del desposado con la desposada.

Nada habrá que nos pueda separar.
El mundo será siempre nuestro,
puesto que tengo padres con amor honesto

hacemos juntos feliz hogar familiar.
Tendremos dichas, amor, honras...
e hija, con Estefanía de las Palomas.

17 de junio de 1991

sábado, 8 de mayo de 2010

CANTARES


Las risas son cantares;
mientras las lágrimas son nostálgicos cantares.
Las diversiones son cantares;
mientras los aburrimientos son desolados cantares.
Las dichas son cantares;
mientras las infelicidades son miserables cantares.
Los triunfos son cantares;
mientras los fracasos son desafortunados cantares.
Amarse son cantares;
mientras odiarse son desdichados cantares.
Los cantares son cantares;
mientras las críticas son censurados cantares.
Hay que cantar cantares;
mientras la vida sea un cantar de cantares.

8 de enero de 2009

sábado, 24 de abril de 2010

OBITO DE LINA MARULANDA


Muerte de modeladora, actriz y presentadora de
noticias en cadena de radio y televisión Colombiana

Esa cara bella en ese cuerpo sutil,
de aparente serenidad, tiene congestión.
Pues todo le gira en un ambiente sextil,
enviándole a otro mundo de sugestión.

Ella, disimuladora de la realidad,
se consumía, sin talento, su interior.
Ráfaga de inverosímil irrealidad
o decisión empujada a lo onferior.

¿Qué pudo haber sido? ¡Anegue de templanza!
¡Una personalidad o conciencia blanda!
o ¡Quizás un desfogue de estrés pasional!

Sólo ella calificó la tribulanza
que provocó retar el acto ocasional,
para dar partida a Lina Marulanda.


23 de abril de 2010


sábado, 17 de abril de 2010

INSIGNIFICANCIA


Insignificancia:
Es una miga de pan, que se cae de la mesa.
Es una brizna, componente de las plantas.
Es un indicio, que se ofrece en promesa
o individuos, de personalidad tarantas.

Insignificancia:
Es encogimiento, poquedad de ánimo.
Es pobreza o falta de lo necesario.
Es persona con actos de desánimo
o individuo, con dotes leprosario.

Insignificancia:
Es simplemente, una cualidad de inútil.
Es incapacidad total, de hacer procesos.
Es aquel, de procedimiento fútil
o individuo, usualmente en retroceso.

16 de abril de 2010

domingo, 11 de abril de 2010

DEL CORAZON Y EL ALMA


Aplicación de conversión: Es figura contraria a la Anáfora.
Consiste en repetir la misma palabra o frase al fin del período.

En la vida hay amores que siempre se recuerdan
o porque traen alegrías o porque traen penas.
Son animadas y joviales las que se recuerdan;
y por el contrario causan lágrimas, las de penas.

Perder un amor coloquial es arruinar el alma,
y de paso, inundar el corazón de nostalgia.
Al tocar la fibras interiores sufre el alma
y al rozar el corazón, retoña la nostalgia.

¿Cómo poder olvidar las tristezas y las penas;
y cómo recordar, las dichas y las alegrías,
recompensadas del corazón y el alma?

Negando al ser, el indigno recuerdo de las penas;
y embelesando al ser, con gratas alegrías
siempre arrobadoras del corazón y el alma.

19 de mayo de 2007

domingo, 4 de abril de 2010

REENCUENTRO


Es éxtasis interno; es un canto al espíritu;
es una reflexión divina; es una luz celestial;
es una búsqueda trascendental con ímpetu
y es una fuerza cantora interna espiritual.

Es viajar hacia la sublime iluminación;
es desarrollar el amor, el perdón y la bondad;
es irradiar luz, júbilo y concentración,
dándolo al exterior en abundante generosidad.

Es el reflejo de mi yo en todas partes...
Haciéndome semejante a la inteligencia divina;
es percibir el ego y qué hace en todos los instantes.

Es engendrar ese soplo o hálito de luz íntima,
entendiendo mi interioridad y mi cuerpo,
como vehículos terrenales del reencuentro.

28 de enero de 2006

sábado, 27 de marzo de 2010

EL DENUNCIO


Soneto donde narro el denuncio del robo
a mano armada de que me hicieran en la
cafetería contigua a la Biblioteca Pública
Piloto de Medellín, el 15 de Marzo de 2010

No se si es más espeluznante el atraco
o más horrorosa la cola de la denuncia.
Es una covacha con apéndice carraco
en donde par intendentes atienden denuncia

de interminables historias de pierdes, atracos,
atropellos y todo tipo de desordenes.
¡Huy! Estas narraciones de asuntos policíacos,
reseñadas por tan extraños especímenes

deprimen; causan una dolorosa angustia.
Y no comprendo, cómo ese par de agentes
son caricontentos atendiendo, atendiendo...

Para ellos, reír, aunque proceso amustia;
pues son el inicio de sumarios indulgentes
que no de otro modo, se va tendiendo.

18 de marzo de 2010

sábado, 20 de marzo de 2010

EL ATRACO


Soneto donde narro el atraco a mano armada
que me hicieron en la cafetería contigua a la
Biblioteca Pública Piloto de Medellín, en esa fecha.

Fue un instante veloz cuando sentí el frío
del cañón de un revolver sobre mi sien derecha,
pululando todo mi cuerpo de escalofrío,
pues mi laptop yacía en manos de quien acecha.

Fue ¡Cual exhalación! o relámpago de rayo.
No tuve tiempo; ¡No!, de observarle su cara;
tan sólo de espaldas, su vestimenta de sayo.
¡Ju! ¡Ni pensar que estaba en una albacara!

Suspenso... No reacción, ¡pues esto nunca se piensa!
Parálisis siempre o huir a la carrera,
volviéndose de pronto a otro peor peligro.

Siempre la serenidad a muchos nos compensa;
y a otros, la amenaza les hace ser guerra,
poniendo vida en riesgo, al forzar reviro.

15 de marzo de 2010

sábado, 13 de marzo de 2010

LA ESPERANZA


Feliz de aspirar el mejor aire cada mañana.
Divisar el humo nuboso, que expele el cosmos.
Sentir el ruido de la rúa, costumbre humana
despertando diariamente en este macrocosmos.

Este diario vivir, me empalaga de ricas mieles
y me embelesa, igual que se hace con la amada.
Y me engasta, al azar, en las calles con los fieles,
formando entre todos, una hilera acamada.

Ser feliz, es insertarse con la naturaleza;
es percibir todos y cada uno de sus olores;
es abrazar y sentir de natura toda esencia;

es penetrar el escampado erial de la labranza;
es divisar los tonos matizados de colores;
y es doblar la rodilla, en gracias, por la esperanza,

9 de marzo de 2010

sábado, 6 de marzo de 2010

PERDIDA DE LA LIBERTAD


Embelesa mis sentidos con tu ser.
Arroba todo mi cuerpo con el tuyo.
Extasíame embriagándome de placer.
Cautiva mi ánimo con tu chamuyo.

La esbeltez de tu cuerpo me fascina.
El alabeo de tus líneas me emboba.
La atracción que siento me alucina.
Y tu agraciada belleza me asombra.

No se si has hechizado mi persona;
pués nació la maravilla que me acosa.
Con tu seducir te has vuelto entrona,

al encantar a mi férrea voluntad,
pasmándose como si fuera ondosa,
para perder la anhelada libertad.

17 de enero de 2006

domingo, 28 de febrero de 2010

ESTA LLAMA


Esta llama flamígera
ha quemado mi nimbo
y me ha saciado de amor.

He sentido de ella el calor,
postrado el ser en el limbo
empalagado de atracción melífera.

7 de ener de 2009


sábado, 20 de febrero de 2010

¡QUE DUALIDAD!


¡Que dualidad!:
Sí existe el dolor, hay enfermedad.
Sí existe el terror, hay estremecimiento.
Sí existe el amor, hay ternura.
Sí existe la locura, hay demencia.
Sí existe la muerte, hay fallecimiento.
Sí existe la esperanza, hay paciencia.
Sí existen los sueños, hay fantasías.
Sí existe el demonio, hay malignidad.

¡Mejor la unidad!:
Al dolor y a la enfermedad, la salud.
Al terror y al estremecimiento, la serenidad.
Al amor y la ternura, la adoración.
A la locura y a la demencia, la sensatez.
A la muerte y al fallecimiento, la vida.
A la esperanza y a la paciencia, la confianza.
Al sueño y a la fantasía, la realidad.
Al demonio y a la malignidad, Dios.

3 de enero de 2009

sábado, 13 de febrero de 2010

PARA AMARNOS


Para amarnos profunda y sencitivamente
renunciaremos todo nuestro propio parecer;
seremos dos en uno, canto eternamente
en ritual permanente de bello enternecer.

Son sensatos galanteos de nunca acabar:
Gratos recuerdos elocuentes de real amor,
sabor y gratitud; y locura de enamorar;
entendimiento doquiera de placer y clamor.

Esencia somos, tú y yo, de enamorados;
tranquilos y sencillos, prendados de amor somos;
gemelos atenidos a la causa del cosmos:

Mundo de todos los seres terrenos creados,
que para amarnos, ¡lindo Dios! nos ha conjugado
en pareja, lene pareja de cortejados.

10 y 11 de mayo de 2007

sábado, 6 de febrero de 2010

BORCEGUÍ


¡Que hermoso borceguí
de tacón semi alto
lleva puesto la dama!

¡Es que su bucle...
Igual que al tararear de un son,
contagia la elegante dama!
Pues si... Es apuesta,
atractiva y seductora,
es toda... ¡Una garbosa dama!

10 de marzo de 2009

sábado, 30 de enero de 2010

EL DIARIO VIVIR



Momento inigualable vivo cada día.
Momento que me hace sentir satisfacción.
Momento que meditado se hace oración.
Momento que se agradece por toda la vida.

Instante de pensamiento enriquecedor.
Instante meditado en el diario que hacer.
Instante que se agota en el atardecer.
Instantante, que se hace cada vez, halagador.

Momento e instante, los dos, casi iguales.
El primero arroja un poco más de tiempo;
mientras, que el segundo comprimiendo lo recoge.

En un momento, brotan alegres manantiales.
En ambos, imposible hacer el pasatiempo;
ya... Que en el instante, es rápido despoje.

17 de enero de 2006

sábado, 23 de enero de 2010

CAFE SUAVE DE COLOMBIA


¡Oh Colombia inmortal siempre primavera,
produces solidaridad en nuestras gentes!
igual que asegurar al tonel la duela,
el café hace en el ser, lo de los flejes.

Y las manos se extienden para laborar:
Paisajes de verdes de amores y de creces.
Y todas las chapoleras van a cultivar:
La cultura de ellas y la de nuestros seres.

Comienza en el campo aquel desarrollo:
Arando la tierra y sembrando semillas.
Y produciendo el campo y condecoro:

Haciendo patria y construyendo familias.
Sembrando honores y sembrando concordia,
para producir: Café Suave de Colombia.


6 de octubre de 1989

sábado, 16 de enero de 2010

¡FELIZ AÑO NUEVO!


Ha parido un nuevo año de otra navidad.
Se ha iniciado las cabañuelas: Cada día
que pasa van mostrando nuevo tiempo y realidad.
Los meses serán espejo de esa pasantía;

¡Que sofoco hará en todo este nuevo año!
Sequías, incendios, bochornos y sobras de calor.
O: ¡Heladas, hecatombes, guerras, harán el daño!;
sumiendo la raza humana en horrible dolor.

¿Será ésto suceso de la Profesía Maya?
O, ¿Connivencia marcada en el Apocalipsis?
O, ¿Cumplimiento, acaso, de Fátima su secreto?

O, ¿La contaminación de industria como saya?
Eventos, que en todos los casos, causan parálisis;
o, ¡Inminente destrucción de natural decreto!


6, 11, 13, 15 y 16 de enbero de 2010

JUAN LOZANO Y LOZANO

En esta oportunidad he traído a un colombiano de nombre JUAN LOZANO Y LOZANO, nacido en Ibagué Tolima el 6 de abril de 1902 y fallecido...