Buscar este bloghhttps://www.canticoprimaveral.blogspot.com

sábado, 17 de marzo de 2018

ELEGÍA POR LA GUERRA



Este es de mi libro de prosa y poesía, que estoy escribiendo en homenaje a LA PAZ en nuestra patria Colombia.
RECONSTRUYENDO PAZ

La paz, es un ejercicio que todos los gobiernos deberían plantar dentro de sus planes de gobierno, porque con la paz se puede hacer cualquier desarrollo. Sin la paz, se genera una sangría vertida sobre las fuerzas del orden institucional, para combatir a los rebeldes.

En nuestra Nación un día, los grupos gobernantes, que se quedaron sin ideas, trataron de llegar al poder a través de la guerra, o mejor, a través del combate entre hermanos; y así se fueron formando grupos rebeldes que al quedar sin cobijo de las “fuerzas del orden”, maduraron hasta conformar sus propios cuadros de defensa.

En un principio, eso parecía simple ilusión, pero luego, del espejismo pasaron a la realidad, y crecieron y crecieron haciéndose fuertes: En integrantes en armas en milicia en doctrina. Solamente faltaba cultivar la economía; y para ello, había que realizar lo contrario de un ejército regular. Fue el inicio entonces: Del secuestro la retención las siembras ilícitas y el tráfico de todo aquello, que generaría poder económico en las arcas rebeldes. Fue así como nació un ejército paralelo, cuyo objetivo principal era “defender al viviente del lugar en donde no llegaba el gobierno constitucional”.

A.   Fue hace muchos años, que se perdió la paz:
Confrontaciones partidistas liberales
y conservadoras, dañaron la Nación.
Los primeros, en salvaguardia de su faz;
y los segundos, hostigamiento y desmán.
Con la muerte de Jorge Eliecer Gaitán,
final a días de independencia abarcables.

B.   Pero la violencia parió el guerrero en haz,
institucionando complejos arsenales,
que permitieron preconcebidas acciones
similar a instrumentos musicales: Saz,
organizados como sus cuerdas sobre el traste:
para que, al hilvanar cuerdas, el sonido baste,
entre los Conservadores y los liberales.


 II 


CONVERSACIONES

Un día, gobiernos legítimos optaron por acercarse a los irregulares, estos no tenían una agenda de diálogo, simplemente voluntad de auscultar caminos para rendición de insurgentes a cambio de nada; y pasaron como la tenue aura del viento suave que se deja llevar sin afán. Otro día, llegó un gobierno más temerario y extendió su mano, pero sin fuerza, proponiendo rendición; igual que a los anteriores, esa propuesta no caló, pero sí se abrogaron un territorio amplio en donde se fortificaron. Esa fortificación, fue demasiadamente leve, porque igual que los primeros gobiernos que se acercaron, no tenían una agenda de reestructuración, sino de simplemente causar daño. Esos irregulares no tenían rosa de los vientos o marino que les dirigiera, simplemente tenían tropel, para hacer escándalo. Pasaron esos cuatro años, y apareció en escena, un líder que no extendió la mano como el anterior, sino que se precipitó a la guerra, pero dejó la puerta abierta para el diálogo. Ambas fuerzas, probaron sus fortalezas y se dieron cuenta de que no poseían suficiencia para aniquilarse; aunque ese líder, recuperó a una nación sumida en el caos, en sus ocho años no alcanzó a redondear su faena, para postrar en rendición a los irregulares. Apareció de entre los líderes, uno que en su apariencia tenía carácter de taimado, más por zorro que por hipócrita, que conjugó ambas estrategias, que empezaron a dar hilo hacedor.

A.   ¡Bendito! Todo aquel que se sienta a la mesa
y comparten animado y decisivo
diálogo; de ellos somos y seremos todos;
abrimos el abanico cordial, que cesa.
Toda afrenta, que, en la lucha, nos producimos,
cuando sin razón, en riña nos abatimos,
y a nada ni a nadie le fuimos compasivo.

B.   Pero por fin, un líder se animó a este encuentro;
era tiempo de ocasionar una vigilia:
para balancear pila de desacuerdos,
permitir a descarriados volver adentro.
Iniciar aquellas de humanidad lesa
todo lo que abominar, hace de fuerza tensa
al estar por siempre fuera de la familia.

 III 

HISTORIA

Hasta aquí se alcanza a develar una historia, mala o regular, pero al fin historia. La historia había que seguir escribiéndola, no por orgullo, sino porque, todos estamos en el mismo bando, somos la Patria e igual nos pertenece.

A veces el proceso entra a inercia, porque hay algunos que se consideran ser los mejores, y no tuvieron la osadía de acelerar los procesos de diálogos, sino que se entretuvieron, y tampoco dentro de su liderazgo había ideas que conllevaran a procesos definitivos hacia acuerdos; entonces, se sienten atropellados por otros nuevos que si han entendido a como se alcanza un acuerdo soñado. Esos, ponen palos a las ruedas para que se descarrilen los procesos, y hacia su interior hay lavado de cerebros para volverlos torpes.

Nadie puede imaginarse, que el mundo entero no tenga la razón, pero sí ellos. Las organizaciones mundiales, los gobiernos cercanos y lejanos, apoyan la agenda de paz que se está agotando en la Habana Cuba; igualmente, a todas las comisiones que se han desplazado a ese sitio en auscultamiento de acuerdos; y lo han encontrado. Es decir, se ha demostrado una voluntad de paz; entonces ¿por qué ese puñado de nacionales, no lo acepta, pero tampoco exponen solución alterna? 

A.   Unos líderes ayer hicieron historia;
hoy, otros desvelan por corregir errores.
Estamos en el mismo bando, somos uno;
entonces, debemos refrescar la memoria,
experimentar, la alegría del coloquio,
en el habla, proposición; símil, proloquio
emitida por ambas partes, como actores.

B.   Ambos bandos degustamos de la victoria,
pues para todo el proceso fuimos señores.
Este coloquio demostró ser, mejor curso:
Que deambulando la mismísima historia.
La llama del deseo nos volverá paz,
porque el hilo conductor nos formó en un haz
para rehusar a toda clase de errores.


...........................

¿QUIÉN FUE JORGE LUIS BORGES?

Primero: la niñez: Su nombre “sui generis”: Jorge Francisco Isidoro Luis Borges Acevedo. Nace en Buenos Aires en la calle Tucumán 840....