Buscar este bloghhttps://www.canticoprimaveral.blogspot.com

sábado, 24 de mayo de 2014

HENRY VAUGHAN


Médico, abogado, poeta y místico (notable por sus intuiciones espirituales) Anglo Gales, nace en Llanssantffraed (Gales) el 17 de abril de 1622 y fallece en el mismo sitio el 23 de abril de 1695 a la edad de 73 años. Gales (en inglés Wales) está situada al oeste de Gran Bretaña y se reincorpora a Inglaterra en el acta de 1536, Su capital es Cardiff, Después de Londres es el principal centro de comunicaciones del Reino Unido.
Cuatro cualidades lo rodearon como un aura envolvente: Intensidad mística; sensibilidad por la naturaleza; tranquilidad de tono y poder de redacción.
Ejerció la medicina y la abogacía, pero también dejó para el mundo su legado místico espiritual después de su conversión. Fue uno de los más notables poetas metafísicos ingleses. De ahí que su obra poética es amplia, pues incluye poemas amorosos (1646); Olor Iscanus (1651); Thalia Rediviva (1678); otros místicos como: Silex Scintillans (1650 y 1655); colección de poemas religiosos; etc.
Estudió en la universidad de Oxford y ejerció de abogado en Londres. Tradujo a Ovidio y otros connotados autores de su tiempo.
Como un iluminado Henry Vaughan se inspira en un más allá inefable: He visto la eternidad la otra noche/como un gran anillo de luz e infinita, /tan tranquila como clara, /y alrededor, abajo, el tiempo en horas, días, años, /arrastrado por las esferas, /como una vasta sombra movida/.
¡Espectacular iluminación! Este poeta es un referido de la obra “Conversaciones con Dios” de Neale Donald Walsch de editorial de bolsillo. En verdad, ambos, parecen iluminados, ¿por quién?...
El viernes, 29 de marzo de 2013 en el blog: “letras / en un mundo ancho y ajeno /el iletrado egregio”, aparecen editados estos dos poemas de la obra poética del autor en comento. Traducción magnífica, que Cántico Primaveral, ha considerado debe ser digna de repetirse en el presente blog, por eso se transcribe tal cual, para lúdica de los lectores.

EL RETIRO.

(The Retreat)
Felices aquellos primeros días, ¡cuando
 
Despuntaba en mi angelical infancia!
Antes de entender este lugar
Escogido para mi segunda carrera,*
O de enseñar a mi alma que debería imaginar
Pero un pensamiento blanco, celestial;
Cuando aún no había caminado más allá
De una milla o dos de mi primer amor,
Y mirando hacia atrás (en ese corto espacio)
Podría ver un atisbo de su rostro brillante;
Cuando en una nube dorada o una flor
Mi alma que mira, moraría una hora,
Y en aquellas glorias más endebles ver
 
Algunas sombras de la eternidad;
Antes de que enseñé mi lengua para herir
Mi conciencia con un sonido pecaminoso,
O tener el arte negro de dispensar,
Un pecado distinto para todos los sentidos,
Pero sentir a través de todo este vestido carnal
Brotes brillantes de la eternidad.

¡Oh, cuánto duró el viaje de vuelta,
Y pisar de nuevo el sendero antiguo!
Que pueda una vez más llegar a ese plano,
Cuando primero dejé mi tren glorioso,
A partir de ahí el espíritu ilustrado ve
Esa ciudad con sombra de las palmeras. **
Pero, ¡ah! mi alma al permanecer demasiado
Está embriagada, y se tambalea en su camino.
Algunos hombres dan un paso hacia adelante en señal de un amor,
Pero por pasos hacia atrás me movería;
Y cuando este polvo cae a la urna,
En ese estado vine, y volveré.

* carrera: curso de la vida.
** El Hogar celestial del alma, con referencia a la visión de Moisés de la tierra prometida en el Deuteronomio 34:1-3.

 EL MUNDO.

(The World)
Vi la eternidad la otra noche,
Al igual que un gran anillo de luz pura y sin fin,
Todo tranquilo, ya que era brillante;
Y alrededor bajo él, el tiempo en horas, en días, en años,
Impulsados por las esferas[1]
Como una sombra enorme se movió, y en la que el mundo
Y todo su séquito fueron lanzados.
El amante cariñoso en su tono más pintoresco[2]
Se queja allí;
Cerca de él, su laúd, su fantasía y sus vuelos,
Los deleites amargaron su ingenio,
Con guantes, y los vínculos[3], las trampas tontas de placer,
Sin embargo, su tesoro querido
Todo yace esparcido, mientras sus ojos rebosaron
 
Sobre una flor.

El estadista oscuro afligido, agobiado y pendiendo,
Como una espesa niebla de medianoche se trasladó de allí tan lento,
No se quedó, no se fue;
Condenando los pensamientos (como eclipses tristes) frunciendo el ceño
A su alma,
Y las nubes de testigos sin llanto
Lo Persiguieron con un grito.
Sin embargo, cavó el topo, Y no sea que sus caminos se encuentren,
Trabajando bajo la tierra,
Cuando él agarró a su presa, pero lo hizo ver
Esa política;
Iglesias y altares lo alimentaba; perjuros
Fueron los mosquitos y las moscas;
Llovió alrededor de él sangre y lágrimas, pero él
Las bebió a su antojo.

 El miedo avaro en un montón de herrumbre
Suspirando sació toda su vida allí, se fiaba apenas
De sus propias manos con el polvo,
Sin embargo, no pondría una pieza más allá, pero vive
Con temor a los ladrones;[4]
Miles habían tan frenéticos como ellos mismos,
Y abrazó a cada uno su vil metal;
El epicúreo completamente colocado en el sentido[5] del cielo
Y con pretensión de despreciado,
Mientras que otros, decayeron en un exceso de amplitud,
Dijo poco menos;
La especie más débil ligera, esclavizada por artículos triviales,
Quienes piensan afrontarlos;
Y la pobre verdad despreciada se sació por contar[6]
Con su victoria.

 Todavía algunos, que todo este tiempo lloraron y cantaron,
Y cantan y lloran, se elevaron hacia el anillo;
Pero la mayoría no usarían el ala.
Oh insensatos (dije), de este modo prefieren la noche oscura
Antes que la verdadera luz,
Viven en grutas y cuevas, y odian el día
Debido a que muestra el camino,
El camino, que a partir de esta morada muerta y oscura
Conduce a Dios,
Una manera en la que podría pisar el sol, y ser
Más brillante que él.
Pero a medida que yo hice su locura tan discutible
Él mismo susurró por lo tanto,
"Este anillo del Novio no fue proporcionado por nadie,
Si no hubiera sido por su novia. "[7]

 [1] Impulsado por las esferas: las esferas giratorias siempre de la astronomía ptolemaica.
[2] más pintoresco: más ingenioso.
[3] vínculos: vínculos de amor.
[4] Mateo 6:19-20.
[5] sentido: los placeres sensuales.
[6] por contar: observar.
[7] a su novia: la iglesia, ver Apocalipsis 21:2-9. Al final del poema de Vaughan Iª Impresión John 2:16-17.

 

 

JUAN LOZANO Y LOZANO

En esta oportunidad he traído a un colombiano de nombre JUAN LOZANO Y LOZANO, nacido en Ibagué Tolima el 6 de abril de 1902 y fallecido...