Buscar este bloghhttps://www.canticoprimaveral.blogspot.com

sábado, 24 de septiembre de 2011

JOSE MARIA PEMAN PERMARTÍN


Español, nacido en Cádiz el 8 de mayo de 1897 y fallecido en el mismo lugar el 19 de julio de 1981, a la edad de 84 años. Hijo del abogado Juan Gualberto Pemán y Maestre y de la señora María Pemartín y Carrera Laborde Aramburu. Estudió el bachillerato en el colegio del Oratorio de San Felipe Neri de Cádiz. En Sevilla estudió derecho y se graduó en Madrid con la tesis “Ensayo sobre las ideas filosófico-jurídicas de la República de Platón”. Lector y escritor por naturaleza:

No voy de la gloria en pos,
Ni torpe ambición me afana,
Y al nacer cada mañana
Solo le pido a Dios:
Casa limpia en que albergar,
Pan tierno para comer,
Un libro para leer,
Y un Cristo para rezar…

Activista monárquico, orador, articulista, escritor, dramaturgo y poeta. Fue rigorosamente clásico y grecolatino. A muy temprana edad muestra su calidad poética, a los 14 años compuso NOCTURNO A MARGARITA.

Participó de los “juegos florales”: Certámenes poéticos en los que se donaban tres premios mayores a las poesías presentadas por temas patrióticos o regionalistas o religiosos o amorosos. Ganó el primer premio en su ciudad natal, cantando en su centenario al beato Fray Diego José de Cádiz. En 1922 en los “juegos florales” de Sanlúcar de Barrameda obtuvo “la flor natural” con su composición El Viático con la que comenzó su carrera de escritor. A los 23 años fue elegido Académico de Número de la Real Academia Hispano Americana de Cádiz, leyendo un discurso sobre la poesía hispano americana.
Su obra: tema costumbrista andaluz (De la vida sencilla, 1923; Nuevas poesías,
1925; A la rueda, rueda, 1929; En el barrio de Santa Cruz, 1931, y otras muchas). Escribió en “El Debate” por autorización de Angel Herrera Oria. También pasó su pluma por el periódico local gaditano “La Información” en donde defendía su paradigma ideológico antiliberal y anti igualitario, construido sobre el tetralema: Familia, Patria, Religión y Monarquía. Cultivó el periodismo político, escribiendo en el ABC de Madrid. En José María Pemán concurrían las tres condiciones que Cicerón exigía al orador romano: “Que instruya, encante y conmueva al auditorio”. En 1933 asume la presidencia del “Ateneo Gaditano”; funda “Renovación Española”, un partido político integrista. Colaboró en la revista “Acción Española”.
A los 27 años se esposó con María del Carmen Domecq Rivero Núñez. Parece que tuvo muchos hijos, según Jorge Guillén, ABC del 20 de julio de 1981, página 10.
Fue intelectual católico escolástico de derecha radical, un Alvaro Gómez Hurtado de Colombia, con la diferencia que él decía que no era político; y por lo tanto, no actuaba a nombre de algún partido. Decía: “Yo hablo en nombre de toda la profundidad de la conciencia de España, que queda más allá de todos los partidos, de todos los distritos. Yo hablo en nombre del viento que entra y sale, como por los ojos vacíos de una calavera, por los huecos de los paredones de los conventos derruidos y las iglesias quemadas, y hablo en nombre del silencio tradicional de la madrugada del Viernes Santo de Sevilla; yo hablo en nombre de las escuelas sin cruces, de los cementerios sin capilla, de las verdades profundas de nuestra tradición”.
Participó políticamente en las Legislaturas de 1927 a 1929; de 1933 a 1935; de 1943 a 1946. Fue miembro activo de los partidos políticos: Unión Patriótica (UP), Unión Monárquica Nacional (UMN), Acción Ciudadana (AC), Renovación Española (RE), FET y de las JONS, y del Movimiento Nacional.
Su numen brillante inspiró dos joyas semánticas del bando nacional: “Cruzada” y “Movimiento Nacional”. Fue apodado “Poeta Alférez, que siente, canta y vive la nueva Epopeya Nacional”. El se definía como un falangista: “Mitad Poeta, Mitad Monje”. Se convirtió en el bardo del Alzamiento Nacional y fomentador de entusiasmos de la zona sublevada a través de su encendido verbo, su poesía de guerra o su prosa soberbia.

En 1940 publicó el Romancero Carlista: Por Dios, por la patria y el rey. Empleaba una métrica clásica y tradicional. De José María Pemán Permartín se pueden llenar volúmenes de literatura; no sólo en lo poético, sino en lo político, literario y en su dramaturgia.

En 1938 publicó en Zaragoza un monumental poema que se llamaba “El Poema de la Bestia y el Angel” de estética de guerra, fue considerado como el paradigma épico de la Nueva España y de la Cruzada. La bestia, simbolizada por un auto blindado; el Angel, simbolizado por un joven soldado, analfabeto, aragonés y cristiano, de escasos 16 años. La Bestia pelea con el Angel. La Bestia muere.

Camilo José Cela, literato joven por ese entonces, escribió refiriéndose a Pemán: “No creo que poeta contemporáneo alguno haya visto más diáfanamente el ser y el sentir de la poesía”.

Desde el 2 de septiembre de 1995 sus restos reposan en la cripta de la Catedral de Cádiz en una tumba reservada para él desde muchos años antes. En su último domicilio Casa Pemán (Plaza San Antonio, 14) hay una Fundación que alberga el legado de Pemán, que incluye más de 16.000 volúmenes de los siglos XVII al XX, así como manuscritos, revistas y correspondencia del escritor gaditano. Acoge además otras exposiciones organizadas por la entidad Cajasol junto con la Diputación Provincial de Cádiz.

En Cádiz existe un teatro al aire libre cuyo nombre es “Teatro de Verano José María Pemán”; un monumento con el busto de Pemán realizado en granito por Juan de Avalos y erigido por suscripción popular. Nombrado hijo adoptivo de Jerez de la Frontera.

Su producción literaria es muy extensa: Siete tomos de la obra completa, 93 comedias y obras teatrales, 28 novelas y cuentos, 43 capítulos de El Séneca, cientos de artículos periodísticos publicados en los principales periódicos y revistas, numerosas conferencias, charlas e intervenciones; no sólo en España, sino en la América Española. Su estilo clasicista, neo populista y modernista.

NOCTURNO A MARGARITA

Hoy que la noche es clara y la acacia es un cántico
Invisible, yo quiero, Margarita, cantarte
Lo más hondo y secreto de mi verso romántico.
Y hoy no ha de ser el arte,
Sino la verdad triste la que haga mi cantar.
¡Y yo sé, Margarita, que he de hacerte llorar!
Tú eres casi una niña y yo soy casi un niño.
Este cariño nuestro, Margarita, es tan puro
que casi no es cariño.
Yo sé que no me entiendes todavía. Te juro
Que llegarán los días en que me entenderás.
Por hoy basta decirte que “querer” no es la paz
De estos largos nocturnos de palabras de miel.
¡Quererse, Margarita, es una cosa
Mucho más triste y mucho más cruel!
Más no llores por eso. Tú serás una rosa
Blanca, siempre en mi vida, más nunca en mi pasión.
Te he querido de un modo tan puro, que besarte,
Margarita, sería una profanación.
No aspires a las cosas imposibles. Tu esposo
Será un hombre de bien, Margarita, que en paz
De Dios, te querrá mucho…
Yo pienso ser famoso.
Haré versos y libros. Tú los entenderás
Como nadie en la vida;
Y sabrás de la inmensa amargura que escondida
Tendrá mi verso.
Un día
Te dirá tu marido: - ¿Qué lees? – Una poesía…
¿De quién? A ver el libro. – Toma. – “José María
Pemán”; ¿No fue tu novio? – Quizá: ¡qué tontería!
El quedará en silencio. Tú sonreirás acaso.
Yo andaré por la vida, lejano, taciturno…
Y alguna vez, muy pocas, dirá alguno a tu paso:
Esa es la novia aquella que le inspiró el Nocturno…

CUENTO - EL INTERCAMBIO

Comenzó una mañana fresca después de un día de trabajo al dejar un puente largo de tres (3) días. Él salió y ella también, ya ambo...