Buscar este bloghhttps://www.canticoprimaveral.blogspot.com

sábado, 11 de octubre de 2014

LUIS CARLOS LOPEZ


Se le apodaba “Tuerto López” no porque tenía un ojo como tal, sino porque era bizco; o “El Poeta de los Zapatos Viejos”, por el monumento a esta necesaria prenda en su natal Cartagena de Indias. Su nombre bastante largo, que si lo fuéramos a llamar por el, nos enredaríamos: Luis Carlos Bernabé del Monte Carmelo López Escauriaza. Preferible “Tuerto López”. Su padre, Bernardo López Besada Notario Público y comerciante y su madre, María de la Concepción Escauriaza Iriarte, ama de casa; sus padres eran inmigrantes Españoles; esta pareja procreo doce (12) hijos.
Luis Carlos, nació y murió en Cartagena de Indias (la historia nos dice que en el año 1879 ó 1880 ó 1883) para nuestro caso tomaremos el 11 de junio de 1879 para el nacimiento y 30 de octubre de 1950 para su muerte. Cataba permanentemente el trago de anís de coco, y siempre mantenía un cigarrillo en su boca ensartado en una boquilla. Cuando se menciona “Tuerto López”, quien le conocía, traía a su mente el monumento de los zapatos viejos, y por consiguiente, el poema: Noble rincón de mis abuelos: nada/ como evocar, cruzando callejuelas/, los tiempos de la cruz y la espada/, del ahumado candil a la pajuela…// … // Más hoy, plena de rancio desaliño/, bien puedes inspirar ese cariño/ que uno le tiene a sus zapatos viejos…

Fue escritor, poeta, periodista, político y diplomático, ¡y eso que su mirada era de soslayo! Perteneció a la generación centenarista del post modernismo Hispanoamericano, al igual que, José Eustacio Rivera, Eduardo Castillo, Leopoldo de la Rosa y Porfirio Barba Jacob.
“El poeta de los zapatos viejos” se educó en el colegio de La Esperanza; en el colegio de Araujo; en la universidad de Cartagena; cursó dibujos en la Escuela Superior de Bellas Artes. Inició Medicina y la suspendió por ser arrestado por el ejército Conservador durante la guerra civil colombiana de los mil días (1899 a 1902) por intentar unirse a las guerrillas liberales de Rafael Uribe Uribe.
En 1909 trabajó en el negocio de su padre, y a la muerte de éste, se hizo cargo en compañía de sus hermanos; por malas decisiones, tuvo que recurrir a la administración pública y a la política. De ahí nace la diplomacia, haciéndose cónsul de Colombia en Múnich Alemania año 1928, siendo presidente de la república, el conservador Miguel Abadía Méndez; a su regreso en 1930 se encargó de la Imprenta Departamental de Bolívar y de la biblioteca Fernández Madrid de Cartagena. Entre 1937 y 1944, fue Cónsul en Baltimore, Estados Unidos.
Dirigió la revista literaria La Juventud en donde aparecieron sus primeros poemas; en 1915, funda el periódico La Unión Comercial en compañía de dos de sus hermanos, cerrado un año posterior. Colaboró con las revistas literarias “Rojo y Azul” y “Líneas” y participó como columnista del periódico La Patria, y miembro activo de la tertulia El Bodegón.
Muchos críticos han considerado su poesía como antimodernista, postmodernista, antipoética o pre vanguardista; pero el poeta Chileno Vicente Huidobro decía: “Luis Carlos López hacía brotar la poesía de donde uno menos lo podía esperar”. Era poesía de ironía de parodia, que daba como la impresión de tendencias emocionales; esto permitió que lo consideraran el fundador del terrorismo poético, expresión muy poco ortodoxa, y al modo de ver de cántico primaveral, despectivo. También se le consideró el precursor de la escuela humorística y sarcástica del verbo en el país. Pero algo bueno tenía que ocurrir Germán Espinosa lo catalogó como el maestro del retrato psicológico en Colombia, y el autor de por una  Historia de la Literatura Colombiana, padre Jesuita José Ortega Torres, lo consideró el maestro de la caricatura poética. Aun siendo considerado el Pre cursor del post modernismo, fue desconocido por la crítica colombiana.
El Español Antonio de Valbuena, manifestó de su obra: “… Impropio de los seres civilizados”, por eso fue subvalorada su obra en Colombia.
A su muerte, como siempre suele ocurrir, las críticas a la obra fueron positivas, tildándole de originalidad.

Entre sus publicaciones podemos citar los siguientes libros: De mi Villorrio; Hongos de la Riba; Posturas difíciles; Por el Atajo con prólogo de Baldomero Sanín Cano; Varios y Varios; etc. y aparece en muchas antologías publicadas a través del tiempo.

Y ERES TRAIDORA

Nadie ni remotamente se imagina
tu matinal rubor, ese rubor
disuelto en pinceladas de anilina,
producto de farmacia y tocador.

Deleitas el olfato con tu fina fragancia,
noble y arrogante flor de papiro.
Sutil treta supina
de gitano prestidigitador.

Pesar que asoma en ti,
pesar que vuela lejos,
con la jocunda francachela
de su risa de hueco cascabel.

Y aunque finges reír
con el que llora penas del corazón,
eres traidora
como la cerradura de un hotel.


A MI CIUDAD NATIVA
Este es el poema de los zapatos viejos

Noble rincón de mis abuelos: Nada
como evocar, cruzando callejuelas,
los tiempos de la cruz y de la espada,
del ahumado candil y las pajuelas…

Pues ya paso, ciudad amurallada,
tu edad de folletín… Las carabelas
se fueron para siempre de tu rada…
¡Ya no viene el aceite en botijuelas!

Fuiste heroica en los años coloniales,
cuando tus hijos, águilas caudales,
no eran una caterva de vencejos.

Más hoy, plena de rancio desaliño,
bien puedes inspirar ese cariño
que uno le tiene a los zapatos viejos.

SE MURIÓ CASIMIRO

Se murió Casimiro el campanero
de la iglesia rural. Y esta mañana
lo llevaron al último agujero
con tres o cuatro dobles de campana…

Se lo llevaron bajo un aguacero
definitivamente. Y quedó Juana
su sobrina, sin sol y sin alero,
¡y tan hermosa como casquivana!

… ¡Y quién podrá decir que Casimiro
mo apuró sorbo a sorbo, en un suspiro
y otro suspiro, un cáliz de amargura,
conociendo la lengua viperina
de la devotas! ¡Conociendo al cura!
¡Y conociendo tanto a su sobrina!









¿QUIÉN FUE JORGE LUIS BORGES?

Primero: la niñez: Su nombre “sui generis”: Jorge Francisco Isidoro Luis Borges Acevedo. Nace en Buenos Aires en la calle Tucumán 840....