Buscar este bloghhttps://www.canticoprimaveral.blogspot.com

jueves, 18 de diciembre de 2014

FELIZ NAVIDAD

Ya esta terminando un arduo año, en el cual, se observó variación significativa en la energía del petróleo. 

Colombia aceleró las conversaciones con el grupo irregular de la Farc-Ep, buscando acuerdos, para alcanzar paz, que estabilice su desarrollo. Ha sido una lucha de más de cincuenta años en donde las partes concluyeron no tener la capacidad para vencerse militarmente, y solamente les queda la oportunidad, de llegar a acuerdo en conversaciones. Esta es la gran oportunidad de apuño.

Cántico Primaveral entra en vacaciones hasta el sábado 17 de enero de 2015.


¡NAVIDAD! 2014

¡AMISTAD! 2015¡


 NAVIDAD ¡FELIZ AMISTAD!
  (Elkin de Jesús Uribe Carvajal)

Amistad, ¡Feliz Navidad!

Se escuchan canciones Religiosas,
Celebrando onomástico
del hijo del creador.

De su Madre, amador siempre
y santo eclesiástico
de amistades afectuosas.

Navidad, ¡Feliz amistad!

18 de Diciembre de 2014
Deje Un comentario En Este blog.
Adquiera Mi Libro Epifanía de las Palomas en el enlace: 
www.autoreseditores.com/epifaniadelaspalomas

sábado, 6 de diciembre de 2014

DOS ESCRITORES CONTEMPORÁNEOS COLOMBIANOS

Ha llegado a cántico primaveral un libro de 36 páginas  impreso por Fotocopiar S.A.S. con ISBN 978 958 46 4334 6 cuyo autor es Alvaro Taborda Restrepo y se titula “la Tierra” Poemas. Alvaro ha incursionado sobre todo en el arte de la composición musical; y en efecto, en 1996 la composición “Los Viejos” fue grabada por El Combo de las Estrellas en Colombia, con el sello de Codiscos. Esta composición reza así:


LOS VIEJOS

Todos los días mueren los viejos queridos,
dejando inmensa pena, dolor y soledad,
solo compensa un poco el inmenso vacío,
el ejemplo que dieron de amor y de bondad.

Mi madre y su dulzura, paciente y amiga,
me cuidaba en su empeño de verme a mi crecer,
por el camino recto, mi padre me guiaba,
con su esfuerzo y trabajo me enseñó como ser.

Como recuerdo a mi padre y a mi madrecita
que en el cielo están,
siempre los siento a mi lado, su imagen,
sus voces no se borrarán,

y si encuentro en mi existencia problemas
y afanes que la vida da,
los consejos de mis viejos siempre
en el sendero me acompañaran.

En el siguiente enlace se escucha a través de youtube esta grabación:
 

Y así como esta, hay muchas composiciones de Alvaro.

Es bueno aclarar que toda composición musical se debe por lo regular a una expresión y/o a un sentimiento de quien lo hace; mientras que una poesía, es un género literario que obedece a una estructura, normalmente en verso. El verso son palabras o conjunto de palabras sujetas a medida y cadencia, o simplemente a cadencia. Cadencia son los sonidos o movimientos que se suceden de un modo regular o medido. Es decir, cuando de poesía se trata, se aplica un protocolo o sea una forma de hacer lo que se desea expresar. No así en una composición musical que es una expresión o sentimiento, por lo cual no hay protocolo.

Una canción: Es una composición literaria, normalmente en verso, a la que se le pone música para ser cantada.

Lo que se expresa aquí, no va en contra vía del esfuerzo que realiza quien produce letras y música, pues de todas maneras, es también una expresión literaria como se acaba de decir.

De Alvaro, sólo sabemos que nació en Medellín Colombia, y que es escritor, músico y compositor. Cualidad irrefutable de su gran capacidad, la cual se puede cotejar en “youtube” con innumerables composiciones interpretadas por diferentes conjuntos musicales. Otra prueba de esa capacidad, se coteja en Acimpro, la organización que vela por las regalías que el compositor debe recibir por sus composiciones musicales. Del libro en mención, casi que cántico primaveral podría decir, que a todas esas letras, es preferible ponerles música, que presentarlas como poemas.

Ejemplo de parte de su obra: La Tierra; Un sueño con la vida; Bolero; Segundo encuentro; la vida es amor, etc. y de antemano Los Viejos.

También llegó otro libro editado por Ediciones Akerena EU de 112 páginas, con ISBN 978 958 96379 9 9, Primera edición: Enero de 2013 y cuyo autor es Devora Dante, prologado por Jorge Eduardo Pardo Durán, presidente de la Academia Iberoamericana de Artes, Letras y Ciencias de la ciudad de Bogotá.


De  Luz Estela Galeano con seudónimo de Devora Dante conocemos que es nacida en la ciudad de Medellín Colombia el 9 de diciembre de 1969, lectora por antonomasia, inclinada a las bellas artes. A dedicado gran parte de su vida a acometer poesía y trata en “los Cantos de la Lluvia” de presentar su obra.

Cántico primaveral no ve en su libro  una estructura poética de relevancia. Se le abona, su intención de mostrar su esfuerzo a través de este trabajo.  La poesía no es simplemente un sentimiento, la poesía requiere de un conocimiento profundo a la forma como se deben construir los versos y la aplicación de las diferentes figuras literarias a esta acción; por lo tanto, no puede ser simplemente lo que se está pensando lanzado tan escuetamente, no; debe conllevar a otro conocimiento. Es que en los versos, la poética exige la conjugación de diferentes figuras literarias; además de una estructura, y por consiguiente, a una medida, una rima y una cadencia, o simplemente una cadencia.

Si vamos a aplicar una medida, hay que tener en cuenta las terminaciones de los versos cuando se hacen en palabras agudas, graves o esdrújulas; si vamos aplicar una rima, no se nos puede olvidar si esa rima consonante o asonante; ahora, si es simplemente la cadencia, es tener en cuenta la sucesión de los sonidos o movimientos que dan elegancia a la composición.

Ahora, si se trata de una poesía en verso libre, sabemos que los versos no rimarán en la estrofa, pero todos los versos de esa estrofa mantienen el ritmo de su metro o medida.

El sólo hecho de escuchar Devora Dante, nos lleva a trasladarnos a dos grandes de la literatura mundial: Débora Arango: Pintora Colombiana; y de Dante Alighieri, el autor de la Divina Comedia. Un esfuerzo grande de Devora Dante, es estudiar la poética, para que sus obras sucesivas sean espejo de estos dos autores internacionales.

Algunos títulos de su obra: Mi último día es hoy; Sofía;  Como los Gatos; Un hombre; Yo soy lo que soy; Al poeta Cesar Calvo; Los desvelos; Noches; Liviano; Las primeras rosa;  Y si…; Guapo, etc.

Se ha tomado:




LIVIANO

Ese peso que usted siente y que no
puede explicar, ese peso es mi amor
y no lo puede evitar.
Devuélvame mi corazón y quedará
más liviano, y así nunca sabrá lo que
le amo y le extraño.

LAS PRIMERAS ROSAS

Las primeras rosas fueron rojas
rojas como sangre de mis venas.
Rojas como la boca roja
de un águila de día.
Las primeras rosas se cruzaron
en un vaso de agua fría.
Y se veían tan hermosas que por
hoy no habrá melancolía.

Y SI…

¿Y si te digo que te extraño en la fría noche de este cruel invierno?
¿Y si te digo que te amo aunque hace años que ya no te veo?
¿Y si te digo que esta ausencia solo ha logrado que te extrañe más?
Que mi cuerpo tiembla y mi alma vibra siempre al recordar
Aquellas mañanas, los cálidos días, tu boca sonriente, tu piel en la mía.
No puedo olvidarte, hoy te lo diría, si pudiera hallarte amor de mi vida.

Lo aquí expresado no es dogma de fe, cada lector está en libertad de investigar, y en su crítica, manifestar su pensamiento. Simplemente, somos un blog, en donde nos gusta expresar lo que entendemos dentro de la poética, pero también, de felicitar el esfuerzo que muchos se atreven a dar en el campo literario.



lunes, 1 de diciembre de 2014

ME ENAMORE DE LA TARDE

Me enamoré de la tarde.
¡Aquella tarde!...
Cuando el sol hacía su apuesta
y las nubes realizaban su fiesta,
porque el sol les hería, y haciéndose prismas
las energías ensimismas...

Me enamoré de aquellos colores.
¡Bellos arreboles!...
Rojo, naranja y anaranjado requemado
como si fuera un tejido brocado,
 
que en vez de tejerse de oro y plata,
se urde de escarlata...

¡Ah!... ¡Qué tarde tan amena!
llenó mi ser como las abejas la colmena:
Miel y sólo miel... melífera tarde de pasión
que animó toda ocasión
para convertirla en idolatría,
pues mi vigor amaba aquella osadía.


Medellín, 22 de marzo de 2006




sábado, 22 de noviembre de 2014

RAMÓN HOYOS VALLEJO

Cántico Primaveral, cuelga en su blog a Ramón Hoyos Vallejo, en homenaje póstumo, a quien se distinguió como "El Poeta De las Bielas"; al mismo tiempo, trae un reportaje de el periódico El Espectador, realizado por nuestro premio Nobel de Literatura, Gabriel García Marquez, al flamante campeón; son dos insignias de la Patria.

El triple campeón revela sus secretos
Con motivo del inicio hoy de la Vuelta a Colombia, El Espectador reproduce las 14 entregas de la historia del ciclista Ramón Hoyos Vallejo, escrita por el Nobel Gabriel García Márquez en este diario en 1955.
Por: Gabriel García Márquez
__________________________________________________________
¡Que alegría! Ser reportado por el premio Nobel Colombiano. Cántico Primaveral, recoge en el siguiente enlace toda la historia de Ramón Hoyos Vallejo – Nuestro flamante campeón de ciclismo, que otrora abrió el sendero de los “escarabajos” y hoy en Europa son la sensación.
DE COLOMBIA CON AMOR: CICLISMO


Mi espíritu se lúdica...
Con el esfuerzo de los escarabajos
que en cada pedalazo complica
la técnica y la capacidad de los astros.

Es el hombre quien sube y desciende
por senderos de riquezas inagotables,
procurando ser así el más célebre
a costa de vencer, estados no narrables.

Hombres de acción y hombres conjugados,
hombres vendiendo la imagen de la patria,
hombres de coraje acorazados,

llevando el empuje de hombres de garra,
luchan denodados con optimismo,
ofreciendo de Colombia con amor: Ciclismo.

27 de Octubre de 1989





domingo, 16 de noviembre de 2014

JOSE EUSEBIO CARO IBAÑEZ


El sólo saber que José Eusebio es el señor padre de Miguel Antonio, es suficiente para considerar que de este que se habla es supremamente extraordinario. Nace en Ocaña Santander Colombia el 5 de marzo de 1817 y fallese en Santa Marta el 28 de enero de 1850 ó de 1853 a escasos 33 ó 36 años, se debe aclarar que estas fechas no son muy exactas, pero de todas maneras, José Eusebio rondó entre 30 y 40 años de vida, esas fechas son de la cuerda de los historiadores.
Sus padres fueron Antonio José y María Nicolasa. En su juventud desempeñó varios cargos públicos y también se desempeñó como militar legítimo, participando en las contiendas entre 1840 y 1842.
La familia emigra de Ocaña en 1818 y se establece en Santafé en donde estudia y trabaja. Al estallar la guerra civil, José Eusebio, se une a las tropas del general Pedro Alcántara Herrán. El 3 de febrero de 1843 se esposa con Blasina Tovar ya era considerado como uno de los poetas románticos más representante de Hispanoamérica. Su obra editada post mortem presenta las siguientes connotaciones: Inicia con la imaginación, luego el sentimiento y al final la razón; o sea, es un proceso de maduración poética.
Fue “4P”: Poeta, político, polemista y pensador. Como poeta, Germán Arciniega dijo: “Caro se anticipó al modernismo con hallazgos que luego se encontraron en Rubén Darío o en Guillermo Valencia” Y el crítico español Germán Diego dijo: “poeta tan grande que vale toda una literatura”. Fue de estilo vigoroso, sentimental, romántico. De lírica conceptuosa y de gran oratoria. Se formó con los escritores españoles, los clásicos franceses e italianos, los románticos franceses e ingleses. Los temas poéticos se relacionan con la vida, con la persona, con las emociones, con el amor, con la vida conyugal, con la familia, con el patriotismo, con el ideal liberal y con el sentimiento religioso. Utilizó seudónimos para sus obras: “B y B”, “cascafuerte”, “jec”. En 1957 se recopiló su obra y fue publicada en Irlanda; en 1885 reeditadas en Madrid y en 1966 el Instituto Caro y Cuervo publicó en Colombia “La poesía de José Eusebio Caro”. Como político: fue parlamentario, administrador de hacienda pública, director de crédito nacional y ministro de hacienda. Como pensador, sentó con Mariano Ospina las bases para el incipiente Partido Conservador. Fundó y fue redactor de El Granadino que operó desde 1840 hasta 1845 y la Civilización desde 1849 hasta 1851. En 1849 en compañía de Mariano Ospina Rodríguez, hace la primera declaración política del Partido Conservador, se despierta la polémica y en  1850 es llevado a prisión por sus ideas políticas, se le conmutó la pena a cambio del exilio, que lo llevó a radicarse en Nueva York.
Algunos poemas: El huérfano sobre el cadáver; El Ciprés; Desesperación; Mi Juventud; Después de veinte años; Aparición; Presentimiento; El Pobre; En Unas Bodas; Capa Rota, etc.
Cántico Primaveral presenta los siguientes poemas para lúdica de los lectores:

EL Y YO

Pude un tiempo esperar que tú me amaras;
Mas mi dulce esperanza ya acabó;
Que, vivo aún más que en los pasados días,
Arde en tu pecho tu primer amor.

Siempre la imagen del ausente amigo
Vive interpuesta entre nosotros dos:
Su hermosa faz mi oscura faz eclipsa,
Su voz contrasta con mi ronca voz.

Ingenio, orgullo, gracias, hermosura...
¡Ah! ¡Todo tiene, nada tengo yo!
Sólo una cosa tengo que él no tiene:
Mi enemigo mortal, mi corazón.

Mi corazón, que me dictó te amara;
Mi corazón, que para ti nació;
Mi corazón, que al verte se estremece,
Cual se estremece el ángel ante Dios.

Octubre 28, 1839.

OCAÑA

Aquí nací: bajo este hermoso cielo
Por vez primera vi la luz del sol;
Aquí vivieron mis abuelos todos...
¡Adiós, Ocaña! ¡Adiós, ¡Ocaña! ¡Adiós!

¡Ocaña! ¡Ocaña! ¡Dulce, hermoso clima!
¡Tierra encantada de placer, de amor!
Ufano estoy de que mi patria seas...
¡Adiós, Ocaña! ¡Adiós, Ocaña! ¡Adiós!

Mi padre aquí de boca de mi madre
El dulce sí por vez primera oyó,
Aquí de amor él a sus pies lloraba...
¡Adiós, Ocaña! ¡Adiós, Ocaña!, ¡Adiós!

Y yo también aquí pensé... ¡silencio!
Olvidemos tan plácida ilusión;
Y aunque mi pecho deba desgarrarse,
¡Adiós, Ocaña; para siempre adiós!

DESALIENTO

Acabaron mis sueños de gloria,
Acabaron mis sueños de amor,
Resta sólo su triste memoria,
Y mi mente perdió su esplendor.

Al salir de mi tímida infancia
A encontrar mi primer juventud,
¡Cuál corría con tierna ignorancia
¡A embriagarme de amor y virtud!

¡Y ese amor que buscaba es mentira!
¡La virtud una amarga irrisión!
¡Los suspiros que daba mi lira!
¡No movieron ningún corazón!

Dulces sueños de amor y de gloria
Si es posible olvidar cuanto fue,
¡Ah! ¡Cerrad de mi vida la historia
Cual se abrió, con virtud y con fe!

¡BUENAS NOCHES, PATRIA MÍA!

Lejos ¡ay! del sacro techo
Que mecer mi cuna vio,
Yo, infeliz proscrito, arrastro
Mi miseria y mi dolor.
Reclinado en la alta popa
Del bajel que huye veloz,
Nuestros montes irse miro
Alumbrados por el sol;
¡Adiós, adiós, patria mía!
¡Aún no puedo odiarte, adiós!

A tu manto, cual un niño,
Me agarraba en mi aflicción;
Más colérica tu mano
De mis manos lo arrancó:
Y en tu saña desoyendo
Mi sollozo y mi clamor,
Más allá del mar tu brazo
De gigante me lanzó.
¡Adiós, adiós, patria mía!
¡Aún  no puedo odiarte, adiós!

De hoy ya más, vagando triste
Por antípoda región,
Con mi llanto al pasajero
Pediré el pan del dolor:
De una en otra puerta el golpe
Sonará de mi bastón;
¡Ay! ¡En balde! ¿En tierra extraña
Quién conocerá mi voz?
¡Adiós, adiós, patria mía!
¡Aún no puedo odiarte, adiós!

¡Ay! de ti sólo una tumba
Demandaba humilde yo.
Cada tarde la excavaba
Al postrer rayo del sol.
“Ve a pedirla al extranjero”
Fue tu réplica feroz;
Y llenándola de piedras
Tu planta la destruyó.
¡Adiós, adiós, patria mía!
¡Aún no puedo odiarte, adiós!

En un vaso un tierno ramo
Llevo de un naranjo en flor;
El perfume de la patria
Aún aspiro en su botón.
El mi huesa con su sombra
Cubrirá; y entonces yo
Dormiré mi último sueño
De sus hojas al rumor.
¡Adiós, adiós, patria mía!
¡Aún no puedo odiarte, adiós!


Diciembre, 1834.

domingo, 2 de noviembre de 2014

EL ESTUDIO

Van jugueteando sobre el teclado, hábiles las manos
y se llena la partitura de claves y pentagramas.
Salen las notas, unas tras otras, formando fonogramas
con moderadas y finas cadencias, al sonido de los pianos.

Es la armonía de ballet que la bailarina espera,
al posar paciente y desentendida para el pintor,
quien ajustando el pincel y la paleta se hace creador,
al trazar un expresivo óleo encima de la tela.


Chasquea el cincel del hábil escultor sobre la roca
al crear figura humana adornada de follaje;
Y completa la acción, entrando en el refugio

el vate, para producir inspiradas rapsodas.
Todos se motivan y crean su mensaje
al convertir el amplio espacio, en el estudio.
28 de Octubre de 1990 y 25 de julio y 2 de noviembre de 2014


domingo, 26 de octubre de 2014

ISAIAS DE JUDA

Todos le conocen a Isaías como el Profeta, según Rae: (Del lat. prophēta, y este del gr. προφήτης): Hombre que predice acontecimientos futuros o el que habla en nombre y por inspiración de Dios, etc.). Cántico primaveral lo tratará como Isaías de Judá. En el siglo VIII antes de Jesucristo, las personas se distinguían por el significado de su nombre, que en este caso significa “Yahvé es salvación”; hoy se distingue por el apellido. A este blog no se trae a Isaías por su calidad de profesión, sino por su calidad de poeta, asimilable a Job, según la Biblia. La historia narra que su nacimiento pudo haber ocurrido en el año 760 antes de la era cristiana, hijo de Amós y primo de Ozías, casado con una profetisa con la cual tuvo dos hijos. Su muerte fue en forma de aserramiento en la persecución provocada por el rey Manasés.
Se opuso a la política de alianza de los reyes de Judá con los imperios extranjeros; y por el contrario, a realizarlas con Yahvé, para salvar la ciudad, la cual se logró.
Como poeta, su obra fue de estilo brillante, preciso, armonioso y novedoso. En “cantos del Siervo”(*) compuesta de cuatro partes, todas ellas en tercera persona, que aduce fueron escritas por sus discípulos; excepto, la tercera que está considerada escrita por el mismo en forma autobiográfica.
En la obra de Isaías, los críticos han concluido que tiene tres clases de Isaías:
El Primer Isaías, el histórico, en donde se muestran su vocación y la preocupación por la realidad concreta de su pueblo.
El Segundo Isaías, el profético, persona fervoroso y optimista, con una profunda fe en Dios como señor de la historia. Solidario con el pueblo que sufre los arrebatos políticos. Como teólogo, conocedor de las tradiciones proféticas y teológicas de su pueblo. Abierto al mundo religioso y cultural de su entorno.
El Tercer Isaías, es el de la formación de un pueblo de justos que agraden y sirvan a Dios.
La obra de Isaías de Judá es muy amplia, aquí tenemos en cuenta dos poemas:


CANTO A NOMBRE DE UN AMIGO

Voy a cantar en nombre de mi amigo
un canto de amor a su viña.
Mi amigo tenía una viña en fértil collado.
La entrecavó, la descantó, y plantó buenas cepas;
construyó en medio una atalaya y cavó un lagar.
Y esperó que diese uvas, pero dio agrazones.


(*) CANTOS DEL SIERVO DE DIOS

Canto # 1
ISAÍAS 42.
1
 Aquí está mi siervo, a quien sostengo,
mi elegido, en quien me deleito.
He puesto en él mi espiritu
para que traiga la justicia a todas las naciones.
2
 No gritará, no levantará la voz,
no hará oir su voz en las calles,
3
 no acabará de romper la caña quebrada
ni apagará la mecha que arde débilmente.
Verdaderamente traerá la justicia.
4
 No descansará ni su ánimo se quebrará,
hasta que establezca la justicia en la tierra.
Los países del mar estarán atentos a sus enseñanzas.
5
 Dios, el Señor, que creó el cielo y lo extendió,
que formó la tierra y lo que crece en ella,
que da vida y aliento a los hombres que la habitan,
dice a su siervo:
6
 Yo, el Señor, te llamé y te tomé por la mano,
para que seas instrumento de salvación;
yo te formé, pues quiero que seas señal
de mi alianza con el pueblo, luz de las naciones.
7
 Quiero que des vista a los ciegos
y saques a los presos de la cárcel,
Del calabozo donde viven en la oscuridad.
8
Yo, Yahvéh, ese es mi nombre,
Mi gloria a otro no cedo,
Ni mi prez a los ídolos.
9
Lo de antes ya ha llegado,
Y anuncio cosas nuevas;
Antes que se produzcan os lo hago saber.
Canto # 2
ISAÍAS 49.
1
 Óiganme, países del mar,
préstenme atención, naciones lejanas:
El Señor me llamó desde antes de que yo naciera;
pronunció mi nombre
cuando aún estaba yo en el seno de mi madre.
2
 Convirtió mi lengua en espada afilada,
me escondió bajo el amparo de su mano,
me convirtió en una flecha aguda
y me guardó en su aljaba.
3
 Me dijo: Israel, tú eres mi siervo,
en ti me mostraré glorioso.
4
 Y yo que había pensado:
He pasado trabajos en vano,
he gastado mis fuerzas sin objeto, para nada.
En realidad mi causa está en manos del Señor,
mi recompensa está en poder de mi Dios.
5
 He recibido honor delante del Señor mi Dios,
Pues él ha sido mi fuerza.
El Señor, que me formó desde el seno de mi madre
para que fuera su siervo,
para hacer que Israel, el pueblo de Jacob,
se vuelva y se una a él,
6
 dice así:
No basta que seas mi siervo
solo para restablecer las tribus de Jacob
y hacer volver a los sobrevivientes de Israel;
yo haré que seas la luz de las naciones,
para que lleves mi salvación
hasta las partes más lejanas de la tierra.
7
 El Señor, el redentor, el Dios Santo de Israel,
dice al pueblo que ha sido totalmente despreciado,
al que los otros pueblos aborrecen,
al que ha sido esclavo de los tiranos:
Cuando los reyes y los príncipes te vean,
se levantarán y se inclinarán delante de ti
porque yo, el Señor, el Dios Santo de Israel,
te elegí y cumplo mis promesas.

Canto # 3
ISAÍAS 50.
4
 El Señor me ha instruido
para que yo consuele a los cansados con palabras de aliento.
Todas las mañanas me hace estar atento
para que escuche dócilmente.
5
 El Señor me ha dado entendimiento,
y yo no me he resistido
ni le he vuelto las espaldas.
6
 Ofrecí mis espaldas para que me azotaran
y dejé que me arrancaran la barba.
No retiré la cara de los que me insultaban y escupían.
7
 El Señor es quien me ayuda:
por eso no me hieren los insultos;
por eso me mantengo firme como una roca,
pues sé que no quedaré en ridículo.
8
 A mi lado está mi defensor:
¿Alguien tiene algo en mi contra?
¡Vayamos juntos ante el juez!
¿Alguien se cree con derecho a acusarme?
¡Que venga y me lo diga!
9
 El Señor es quien me ayuda.
¿Quién podrá condenarme?
Todos mis enemigos desaparecerán
como vestido comido por la polilla.

Canto # 4
ISAÍAS 52, 13 - 53, 12.
52, 13 Mi siervo tendrá éxito,
será levantado y puesto muy alto.
14 Así como muchos se asombraron de él al ver su semblante,
tan desfigurado que había perdido toda apariencia humana,
15 así también muchas naciones se quedarán admiradas;
los reyes, al verlo, no podrán decir palabra,
porque verán y entenderán algo que nunca habían oído.
53, 1
 ¿Quién va a creer lo que hemos oído?
¿A quién ha revelado el Señor su poder?
2
 El Señor quiso que su siervo creciera como planta tierna
que hunde sus raíces en la tierra seca.
No tenía belleza ni esplendor,
su aspecto no tenía nada atrayente.
3
 Los hombres lo despreciaban y lo rechazaban.
Era un hombre lleno de dolor, acostumbrado al sufrimiento.
Como a alguien que no merece ser visto,
lo despreciamos, no lo tuvimos en cuenta.
4
 Y sin embargo él estaba cargado con nuestros sufrimientos,
Estaba soportando nuestros propios dolores.
Nosotros pensamos que Dios lo había herido,
que lo había castigado y humillado.
5
 Pero fue traspasado a causa de nuestra rebeldía,
fue atormentado a causa de nuestras maldades;
el castigo que sufrió nos trajo la paz;
por sus heridas alcanzamos la salud.
6
 Todos nosotros nos perdimos como ovejas,
siguiendo cada uno su propio camino,
pero el Señor cargó sobre él la maldad de todos nosotros.
7
 Fue maltratado, pero se sometió humildemente,
y ni siquiera abrió la boca;
lo llevaron como cordero al matadero,
y él se quedó callado, sin abrir la boca,
como una oveja cuando la trasquilan.
8
 Se lo llevaron injustamente,
y no hubo quien lo defendiera;
nadie se preocupó de su destino.
Lo arrancaron de esta tierra,
le dieron muerte por los pecados de mi pueblo.
9
 Lo enterraron al lado de hombres malvados,
lo sepultaron con gente perversa,
aunque nunca cometió ningún crimen
ni hubo engaño en su boca.
10 El Señor quiso oprimirlo con el sufrimiento.
A continuación…Canto 4, cont.
Y puesto que él se entregó en sacrificio por el pecado,
tendrá larga vida y llegará a ver a sus descendientes;
por medio de él tendrán éxito los planes del Señor.
11 Después de tanta aflicción verá la luz,
y quedará satisfecho al saberlo;
el justo siervo del Señor liberará a muchos,
pues cargará con la maldad de ellos.
12 Por eso Dios le dará un lugar entre los grandes,
y con los poderosos participará del triunfo
porque se entregó a la muerte
y fue contado entre los malvados,
cuando en realidad cargó con los pecados de muchos
e intercedió por los pecadores.





sábado, 18 de octubre de 2014

CIUDAD

Esa luz de luz
que llega a mi balcón
me hace bufón.
La ciudad... ¡oh muz!:

          Que arde a los ritmos del son
          me hostiga.
No puede ser mi amiga,
aunque para todos es un don.

Y quisiera ocultarla
en mi frenesí;
no obstante sentirla baladí

no puedo rechazarla.
Ella es la beldad,
es mi gran ciudad.

3 de octubre de 1989

sábado, 11 de octubre de 2014

LUIS CARLOS LOPEZ


Se le apodaba “Tuerto López” no porque tenía un ojo como tal, sino porque era bizco; o “El Poeta de los Zapatos Viejos”, por el monumento a esta necesaria prenda en su natal Cartagena de Indias. Su nombre bastante largo, que si lo fuéramos a llamar por el, nos enredaríamos: Luis Carlos Bernabé del Monte Carmelo López Escauriaza. Preferible “Tuerto López”. Su padre, Bernardo López Besada Notario Público y comerciante y su madre, María de la Concepción Escauriaza Iriarte, ama de casa; sus padres eran inmigrantes Españoles; esta pareja procreo doce (12) hijos.
Luis Carlos, nació y murió en Cartagena de Indias (la historia nos dice que en el año 1879 ó 1880 ó 1883) para nuestro caso tomaremos el 11 de junio de 1879 para el nacimiento y 30 de octubre de 1950 para su muerte. Cataba permanentemente el trago de anís de coco, y siempre mantenía un cigarrillo en su boca ensartado en una boquilla. Cuando se menciona “Tuerto López”, quien le conocía, traía a su mente el monumento de los zapatos viejos, y por consiguiente, el poema: Noble rincón de mis abuelos: nada/ como evocar, cruzando callejuelas/, los tiempos de la cruz y la espada/, del ahumado candil a la pajuela…// … // Más hoy, plena de rancio desaliño/, bien puedes inspirar ese cariño/ que uno le tiene a sus zapatos viejos…

Fue escritor, poeta, periodista, político y diplomático, ¡y eso que su mirada era de soslayo! Perteneció a la generación centenarista del post modernismo Hispanoamericano, al igual que, José Eustacio Rivera, Eduardo Castillo, Leopoldo de la Rosa y Porfirio Barba Jacob.
“El poeta de los zapatos viejos” se educó en el colegio de La Esperanza; en el colegio de Araujo; en la universidad de Cartagena; cursó dibujos en la Escuela Superior de Bellas Artes. Inició Medicina y la suspendió por ser arrestado por el ejército Conservador durante la guerra civil colombiana de los mil días (1899 a 1902) por intentar unirse a las guerrillas liberales de Rafael Uribe Uribe.
En 1909 trabajó en el negocio de su padre, y a la muerte de éste, se hizo cargo en compañía de sus hermanos; por malas decisiones, tuvo que recurrir a la administración pública y a la política. De ahí nace la diplomacia, haciéndose cónsul de Colombia en Múnich Alemania año 1928, siendo presidente de la república, el conservador Miguel Abadía Méndez; a su regreso en 1930 se encargó de la Imprenta Departamental de Bolívar y de la biblioteca Fernández Madrid de Cartagena. Entre 1937 y 1944, fue Cónsul en Baltimore, Estados Unidos.
Dirigió la revista literaria La Juventud en donde aparecieron sus primeros poemas; en 1915, funda el periódico La Unión Comercial en compañía de dos de sus hermanos, cerrado un año posterior. Colaboró con las revistas literarias “Rojo y Azul” y “Líneas” y participó como columnista del periódico La Patria, y miembro activo de la tertulia El Bodegón.
Muchos críticos han considerado su poesía como antimodernista, postmodernista, antipoética o pre vanguardista; pero el poeta Chileno Vicente Huidobro decía: “Luis Carlos López hacía brotar la poesía de donde uno menos lo podía esperar”. Era poesía de ironía de parodia, que daba como la impresión de tendencias emocionales; esto permitió que lo consideraran el fundador del terrorismo poético, expresión muy poco ortodoxa, y al modo de ver de cántico primaveral, despectivo. También se le consideró el precursor de la escuela humorística y sarcástica del verbo en el país. Pero algo bueno tenía que ocurrir Germán Espinosa lo catalogó como el maestro del retrato psicológico en Colombia, y el autor de por una  Historia de la Literatura Colombiana, padre Jesuita José Ortega Torres, lo consideró el maestro de la caricatura poética. Aun siendo considerado el Pre cursor del post modernismo, fue desconocido por la crítica colombiana.
El Español Antonio de Valbuena, manifestó de su obra: “… Impropio de los seres civilizados”, por eso fue subvalorada su obra en Colombia.
A su muerte, como siempre suele ocurrir, las críticas a la obra fueron positivas, tildándole de originalidad.

Entre sus publicaciones podemos citar los siguientes libros: De mi Villorrio; Hongos de la Riba; Posturas difíciles; Por el Atajo con prólogo de Baldomero Sanín Cano; Varios y Varios; etc. y aparece en muchas antologías publicadas a través del tiempo.

Y ERES TRAIDORA

Nadie ni remotamente se imagina
tu matinal rubor, ese rubor
disuelto en pinceladas de anilina,
producto de farmacia y tocador.

Deleitas el olfato con tu fina fragancia,
noble y arrogante flor de papiro.
Sutil treta supina
de gitano prestidigitador.

Pesar que asoma en ti,
pesar que vuela lejos,
con la jocunda francachela
de su risa de hueco cascabel.

Y aunque finges reír
con el que llora penas del corazón,
eres traidora
como la cerradura de un hotel.


A MI CIUDAD NATIVA
Este es el poema de los zapatos viejos

Noble rincón de mis abuelos: Nada
como evocar, cruzando callejuelas,
los tiempos de la cruz y de la espada,
del ahumado candil y las pajuelas…

Pues ya paso, ciudad amurallada,
tu edad de folletín… Las carabelas
se fueron para siempre de tu rada…
¡Ya no viene el aceite en botijuelas!

Fuiste heroica en los años coloniales,
cuando tus hijos, águilas caudales,
no eran una caterva de vencejos.

Más hoy, plena de rancio desaliño,
bien puedes inspirar ese cariño
que uno le tiene a los zapatos viejos.

SE MURIÓ CASIMIRO

Se murió Casimiro el campanero
de la iglesia rural. Y esta mañana
lo llevaron al último agujero
con tres o cuatro dobles de campana…

Se lo llevaron bajo un aguacero
definitivamente. Y quedó Juana
su sobrina, sin sol y sin alero,
¡y tan hermosa como casquivana!

… ¡Y quién podrá decir que Casimiro
mo apuró sorbo a sorbo, en un suspiro
y otro suspiro, un cáliz de amargura,
conociendo la lengua viperina
de la devotas! ¡Conociendo al cura!
¡Y conociendo tanto a su sobrina!









CUENTO - EL INTERCAMBIO

Comenzó una mañana fresca después de un día de trabajo al dejar un puente largo de tres (3) días. Él salió y ella también, ya ambo...