Buscar este bloghhttps://www.canticoprimaveral.blogspot.com

sábado, 3 de noviembre de 2012

JUAN RAMON JIMENEZ MANTECÓN

Nace en Moguer (Huelva) España en 1881 y muere en San Juan de Puerto rico en 1958. Cursa el bachillerato en el colegio de los Jesuitas de Puerto de Santa María en Cádiz. Se dedicó a su vida artística después de abandonar la Universidad de Sevilla en donde estudiaba Derecho. Hijo de Víctor y Purificación.

En la vida del poeta, se pueden calar cuatro etapas:

LA PRIMERA: La etapa de su niñez dada en el campo de su ciudad natal en la provincia de Andalucía España, imbuido en un mundo rural, que lo matizó de un apasionado sentimentalismo juvenil inducido hacia el erotismo. Etapa de musicalidad, nostalgia y amor por la naturaleza. Se observa predominio de octosílabos y tendencia hacia el modernismo. Fue la etapa de concentración de lectura, permitiéndole escribir los siguientes obras: 1900: Alma de violetas; y, Ninfeas; 1902: Rimas; 1903: Arias tristes; 1904: Jardines lejanos; 1908: Elegías puras; y, Elegías intermedias; 1909: Las hojas verdes; 1910: Elegías lamentables; y, Baladas de primavera; 1911: La soledad sonora; Poemas mágicos y dolientes; y, Pastorales; 1912: Melancolía; 1913: Laberinto; 1914: Sonetos espirituales; y, el libro en prosa lírica: Platero y yo, clic para el enlace: http://pdf.edocr.com/d602a452a24f48776b7c467683b59ba4d57c5efb.pdf, donde funde fantasía y realismo en las relaciones de un hombre y su asno; dicen los que escriben las páginas del enlace: http://www.juanramonjimenez.com/pagina1c.htm. “PLATERO Y YO no es una obra extraordinaria solo por su perfección literaria, sino también por la aproximación idealista del poeta en la concepción de su obra, en la que se muestra la comprensión y ternura más humana hacia los menos capaces y menos afortunados miembros de la creación, sean un hombre o un animal, un insecto o una hoja de hierba”. Traducido a tantas lenguas; como  Don Quijote de la Mancha de Miguel de Cervantes Saavedra.

LA SEGUNDA: Gran lector de Rubén Darío, el poeta Nicaragüense; y de escritores románticos. Escribe en la revista madrileña Vida Nueva. Esta es la etapa de 1916, donde contrae matrimonio con Zenobia Campubrí, española, educada en estados unidos, traductora de Tagore. Convertida en la colaboradora de cabecera del poeta. Su esposa influyó decisivamente en el nuevo rumbo que adoptó el poeta. Escribe: 1916: Estío; 1917: Diario de un poeta recién casado, escrito según el poeta, durante la travesía del Atlántico. El constante movimiento de las olas le transmitió la obsesión por el ritmo y abandona las estructuras poéticas tradicionales iniciando la composición en verso libre; cambió el estilo modernista por un lenguaje sobrio y desnudo. Se puede cotejar esta nueva situación en sus libros: 1919: Eternidades; y, Piedra y Cielo; 1923: Poesía; y, Belleza. Se elimina lo que no es esencia poética, plenitud espiritual y estética. De nuevo aparece la prosa lírica y escribe en 1942: españoles de tres mundos, publicado en la revista Índice.

LA TERCERA: La etapa de la depuración máxima. Somete su obra a revisión permanente. Se identifica con la belleza, con lo real con el mundo. Reúne en su obra todas las directrices de la poesía pura. Supresión de colores, eliminación de acordes innecesarios. Va descubriendo en la poesía, la belleza en su verdad desnuda:  

¡Oh pasión de mi vida, poesía
Desnuda, mía para siempre! 

Para llegar allí hay que despojarse del modernismo inculcado por Rubén Darío y adentrarse al alma misma del poema, a su esencia vital. Es decir, abandono total de la ampulosidad retórica y grandilocuente:

Una bella palabra
Es toda la palabra. 

LA CUARTA: La etapa de la alquimia idiomática, empieza por sopesar las palabras, medir los conceptos. Es la poesía del intelecto y no de la emoción: 

¡Inteligencia, dame
El nombre exacto de las cosas!
Que mi palabra sea la cosa misma,
Creada por mi alma nuevamente. 

Su obra es de prosa sugestiva de valores plásticos y ejemplar amor a la belleza:

Te he dado, sol insomne, latido por latido
Todo mi corazón. 

Entre 1923 y 1936 escribe Estación Total, publicada en 1946. Es la identificación del poeta con la belleza, con la plenitud de lo real, con el mundo. Es abstracción y realidad.

¡Oh pasión de mi vida, poesía
Desnuda, mía para siempre! 

En 1935: Se publica Cántico. Estalla la guerra civil en España y se interrumpe la vasta creación poética de Juan Ramón. Fue nombrado agregado cultural en Washington y luego de viajar a Cuba, se instala en Puerto Rico en donde enseña en la universidad. A esta época pertenecen los libros: 1946: Estación total; 1948: Romances de Coral Gables; 1949: Animal de fondo. Fue tiempo de la intelectualidad, la metafísica, la conciencia de la divinidad y la manifestación inefable de lo eterno. En 1956: Recibe el premio Nobel de Literatura. La Academia de Suecia declaraba que el premio le había sido concedido por “su poesía lírica, que en el lenguaje español constituye un ejemplo de elevado espíritu y pureza artística.” El secretario de dicha Academia dijo: “Por ser una especie de soñador idealista, Juan Ramón Jiménez representa la clase de escritor a quien Alfred Nobel gustaba apoyar y recompensar. Representa la orgullosa tradición española y haberle concedido el laurel es también laurear a Antonio Machado y a García Lorca, que son sus discípulos”.

En el texto se puede ver su obra que se inicia a muy temprana edad, como para un superdotado. Mencionemos algunos poemas: A mi alma; acabas de salir de tu alcoba… Yo he entrado; adolescencia; agua mujer; alegría nocturna; cállate por Dios; el mar lejano; espejo de estío; eternidades; jardín; las tardes de enero, etc.
 
 SIENTO
 
Siento, cuando me das
Tu mano, cual si un limo
Que roba sol al agua
Me manchara el espíritu.
 
¿Sientes, cuando te doy
Mi mano, cual si un vivo
Río de claridades
Te limpiara el espíritu? 
 
¡INTELIGENCIA!
 
¡Inteligencia, dame
El nombre exacto de las cosas!
…Que mi palabra sea
La cosa misma,
Creada por mi alma nuevamente.
Que por mí vayan todos
Los que no las conocen, a las cosas;
Que por mí vayan todos
Los que ya las olvidan, a las cosas;
Que por mí vayan todos
Los mismos que las aman, a las cosas…
 
¡Inteligencia, dame
El nombre exacto, y tuyo,
Y suyo, y mío, de las cosas.
 
EL POEMA
 
¡No le toque ya más,
Que así es la rosa! 
 
AZUCENA Y SOL
 
Nada me importa sufrir,
Con tal de que tu suspires,
Por tu imposible yo,
Tú por mi imposible.
Nada me importa morir,
Si tu te mantienes libre,
Por tu imposible yo,
Tú por mi imposible. 
 
SI VAS DE PRISA…
 
Si vas de prisa,
El tiempo volará ante ti, como una
Mariposilla esquiva.
 
Si vas despacio,
el tiempo irá detrás de ti,
Como un buey manso.
 
 
 
 

¿QUIÉN FUE JORGE LUIS BORGES?

Primero: la niñez: Su nombre “sui generis”: Jorge Francisco Isidoro Luis Borges Acevedo. Nace en Buenos Aires en la calle Tucumán 840....