Buscar este bloghhttps://www.canticoprimaveral.blogspot.com

sábado, 24 de enero de 2015

GIOVANNI QUESSEP

Nació en San Onofre Sucre Colombia el 31 de diciembre de 1939, es un poeta de la actualidad, está cruzando por sus setenta y cinco (75) años. Profesor de literatura de la Universidad del Cauca, la cual le otorgó el título Doctor Honoris Causa en Filosofía y Letras en el año mil novecientos noventa y dos (1992). Su poesía es de referencias librescas (nacidos de la lectura de libros) y connotaciones literarias. Su sobrino Luis Emiro Castrillón dice que sus poemas son vivencias personales. De Luis Emiro recibí para Cántico Primaveral, una antología de sus poemas, autografiada por el autor para el blog en mención. Giovanni Quessep manifiesta: Me alejo de todo estilo de época y de toda moda y no me interesa describir los objetos de la realidad más tangible. Creo que todo poema debe ser una metáfora del alma: metáfora de sus maravillas y de sus terrores, de sus cielos y de sus abismos, esto es, la transfiguración de la realidad, lo que no constituye el olvido de la misma, sino su afirmación más profunda, aun el yo lírico es del reino de las fábulas”.
Es Un poeta y ensayista Colombiano, Premio Nacional de Poesía José Asunción Silva 2004.
Ha colaborado con las revistas Pluma, Eco, Plural, Aquarimántima, Zona Franca, Mundo Nuevo, Casa Silva, Gradiva, Gaceta de Colcultura y El Urogallo.
Yo, el propietario de este blog, escuché por vez primera el nombre de Quessep de mi prologuista de Epifanía de las Palomas, Cesar Hernando Bustamante Huertas, a principios del año dos mil catorce (2014) cuando departíamos de poesía y evaluábamos la calidad de poetas Colombianos. Estuve a punto de colgar algo sobre Giovanni, pero había una fuerza que me retenía. Ahora sé por qué; el sino, me tenía reservado una copia auto biografiada del autor de su obra antología poética; cuando estudié esta obra, caí en cuenta que Quessep es un poeta singular de la tradición literaria latinoamericana. Nunca tuvo adhesiones a movimiento literario alguno, y a su edad, creo que nunca lo tendrá. Aplaudo esa verticalidad de su estilo. También reconozco de su brebaje en las fuentes clásicas de la literatura mundial.
Debo manifestar que en una de mis obras, Oda a la Amada España: Canto una oda a la amada España. /Le canto… /¡Le canto con el alma! /Tierra… /De Miguel de Cervantes Saavedra: Y su Quijote de la Mancha. /De Ramón María del Valle-Inclán: Y su novela Tirano Banderas. /De Santiago Ramón y Cajal: Y sus Charlas de Café. /De José María Pemán: Y Las Musas y las Horas. /De Gabriel y Galán: Y su poema El Ama. /De Salvador Rueda: Y sus Cantos de la Vendimia. /De Ruy de Vivar: Y su Cantar de Mío Cid. /De Gonzalo de Berceo: Y Los Milagros de Nuestra Señora. /De San Juan de la Cruz: Y su cántico Espiritual. /De Santa Teresa de Jesús: Y sus versos Nacidos del Amor de Dios. /De Fray Luis de León: Y su comentario sobre el apocalipsis. //¡Ah!... De Francisco de Quevedo: Y su poesía amorosa del Siglo XVII. /De Antonio Machado: Y sus poemas musicalizados para Juan Manuel Serrat. /De Gustavo Adolfo Bécquer: Y su poema Rimas. //Ni que hablar: / De Miguel de Unamuno: Y su obra de sonetos. /De Juan Ramón Jiménez: Y sus poemas Mágicos y Dolientes. /De Miguel Hernández: Y su obra: Perito en Lunas. /De Federico García Lorca: Y su poema del Cante Jondo. /… / Yo también he abrevado en la literatura mundial. Ahora debo verme en el espejo de Giovanni Quessep, para no matricularme en movimiento alguno, sino seguir trasegando por el mundo que nos ha brindado la literatura de conservar el propio estilo.

Obras:
Después del Paraíso, El Ser no Es Una fábula, Duración y Leyenda, ..., Un Jardín y Un Desierto y Antología Poética.
Algunas obras:

MIENTRAS CAE EL OTOÑO


Nosotros esperamos
envueltos por las hojas doradas.
El mundo no acaba en el atardecer,
y solamente los sueños
tienen su límite en las cosas.
El tiempo nos conduce
por su laberinto de hojas en blanco
mientras cae el otoño
al patio de nuestra casa.
Envueltos por la niebla incesante
seguimos esperando:
La nostalgia es vivir sin recordar
de qué palabra fuimos inventados.


PARAÍSO PERDIDO PARA EL POETA

Nadie puede cantar
Esa es la tarde
Esa la luna
Que nos pertenece
Decimos la palabra
Y hay un tiempo
Como el olvido
Y una historia trunca
(Torna rosa mortal)
¿Es nuestro el canto
Durable en su leyenda?
Nadie puede
Merecer esa tarde
O esa luna

NO VUELVAS A TU REINO

No vuelvas a tu reino
que la rosa es cristal, ciprés el cielo,
y guarda las cenizas
de la palabra o del encantamiento.
Verías, si tornaras,
su cuerpo ya de piedra
donde se teje la desesperanza,
y en sus ojos el gris de la Quimera.
Vuelve más bien a la doliente isla
donde tu corazón es viento y polvo,
vuelve a tu nave púrpura
que eres de sueño y mar, amargo y solo.
Ah de tu alma, nadie te responde
en el otoño, cielo de la ausencia:
La luna que ahora ves ya no es tu luna
y es tu bosque el ayer de otras violetas.

PÁJARO

En el aire
hay un pájaro
muerto;
quién sabe
adónde iba
ni de dónde ha venido.
¿Qué bosques traía,
qué músicas deja,
qué dolores
envuelven
su cuerpo?
¿En cuál memoria
quedará
como diamante,
como pequeña hoja
de una selva
desconocida?
Pero en el aire
hay un patio
y una pradera,
hay una torre
y una ventana
que no quieren morir
y están prendidos
de su cola
larga de norte a sur.
En el aire
hay un pájaro muerto.
No sabrá de la tierra
ni de esta mancha
que todos llevamos,
de las máscaras
que lapidan,
de los bufones
que hacen del Rey
un arlequín perdido.
¿Quién lo guarda,
quién lo protege
como si fuera
la mariposa angélica?
Pájaro muerto

entre el cielo y la tierra.

En verdad que el deleite lo llevan inserto los poemas, hay que sacar tiempo y leerlos con la lentitud y la marcialidad de un ejército que marcha. Entenderlos, y ponerse en el lugar del poeta, ¿qué es lo que él quiere decir y hacer?, entonces el alma se regodea en esa manifestación del arte literario.

¿QUIÉN FUE JORGE LUIS BORGES?

Primero: la niñez: Su nombre “sui generis”: Jorge Francisco Isidoro Luis Borges Acevedo. Nace en Buenos Aires en la calle Tucumán 840....